Expiden más actas de defunción en Benito Juárez

356
Expiden más actas de defunción en Benito Juárez
  • Alrededor de 20% ha incrementado el número de actas de defunción expedidas en Benito Juárez.

 

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- El número de actas de defunción expedidas en las últimas semanas en el municipio de Benito Juárez ha presentado un incremento, derivado de la contingencia sanitaria por Covid-19, expresó el director del Registro Civil, Juan Carlos Aké.

Previo al inicio de la pandemia, la dependencia emitía entre 300 y 350 actas de defunción al mes por diversos padecimientos, indicó Aké, y a finales de abril las cifras se elevaron.

“Ahorita en el mes de abril hubo un pequeño aumento del 20 por ciento; ahorita tuvimos 410, 430 expediciones, en el mes de marzo hubo menos, pero tomando las estadísticas de otros años, sí incrementó”.

Si bien dijo que las condiciones varían, el número de certificados reflejan la condición de mortandad por Covid-19, no obstante, los decesos por diabetes, infartos, neumonía, choque séptico, arma de fuego, choque hipovolémico y cáncer, se mantienen como causas de deceso en el municipio.

Llega Covid-19 a cárceles de Quintana Roo

Desde el pasado 8 de mayo, por decreto del gobierno municipal, a todas las familias que soliciten el acta de defunción de su pariente y que la causa sea Covid-19, se les hará una exención de pago.

“Nosotros estamos expidiendo el registro y la copia certificada en forma gratuita de las defunciones que tengan como causa confirmada Covid-19, SarsCov2, coronavirus y todos los que tengan esta causa de muerte, exentando el 100 por ciento del pago junto con la copia certificada”.

El funcionario municipal abundó que el costo por certificado es de 91 pesos, al igual que la copia certificada; incluso la institución está brindando el servicio a través de WhatsApp o vía telefónica, como medida preventiva.

De acuerdo con el reporte de la Secretaría de Salud estatal, el número de decesos por Covid-19 en Benito Juárez es de 239.

Te puede interesar: Reprueba la Iglesia el turismo abortista