El COVID-19 complicó hasta la impartición de justicia

414
  • Para el ministro en retiro José Ramón Cossío Díaz si antes del COVID-19 era difícil condenar con justicia en Quintana Roo y en cualquier parte del país, ahora es más.

RUBÉN TORRES

CANCÚN. Q.ROO.- Si antes del COVID-19 era difícil condenar con justicia en Quintana Roo y en cualquier parte del país, ahora, es más, porque no existe una “nueva policía’’ en la “nueva realidad’’ anunciada por la actual administración de Andrés Manuel López Obrador, aseveró el ministro en retiro José Ramón Cossío Díaz.

El impartidor de justicia que fue parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) durante más de una década, respondió así, al ser consultado durante su participación en la presentación virtual del estudio: “Información oficial sobre seguridad: no hay, no quieren o no entienden’’ y agregó, que en esos temas “hay un desorden’’.

Cossío Diaz explicó que “si la misma autoridad no sabe cuántos policías municipales, estatales o federales tiene, mucho menos conoce la realidad de servicios periciales, que son la columna vertebral para que un impartidor de justicia pueda determinar la culpabilidad o inocencia de una persona en cualquier Estado, entonces sí estamos peor hoy que ayer’’.

“Lo palpable en este México del 2020, es que las corporaciones policiacas de los tres niveles de gobierno son las mismas de antes, mal pagadas, desacreditadas, en la mayoría de los casos ineficientes al ser los primeros respondientes en el actual sistema de justicia penal adversarial’’.

 

Van estados e IP por más pruebas

De acuerdo con el ministro en retiro

La decisión del presidente López Obrador de ordenar la salida a las calles de los elementos de las secretarias de la Defensa Nacional (SEDENA) y Marina Armada de México (SEMAR) a través de un decreto, revela que la famosa Guardia Nacional “no ha madurado’’, como tampoco existen las corporaciones en los 32 Estados.

En su intervención María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, quien promueve este tipo de foros, expresó que en Quintana Roo, se cuenta con mil 465 elementos en la policía estatal, mientras que en los 11 municipios que componen Quintana Roo, hay 3 mil 397 elementos.

Agregó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), propone que debe existir 1.8 elementos por cada 10,000 habitantes, pero “es una propuesta, sería lo ideal, no siempre se puede todo, depende de la geografía de cada país, estado o municipio, pero sí es importante contar con información de la dimensión de la fuerza policial’’.

Al volver a intervenir Cossío Díaz, resaltó que “lo que es real, es el avance de la criminalidad y aunque el presidente en sus conferencias mañaneras responda a todo, no dice nada de lo que es la realidad o sus instituciones no le están informado bien de cómo se encuentra la situación del país’’.

Considero que, en los temas de seguridad y salud, ante el caso del COVID-19 al parecer hay mundos paralelos, porque “yo no sé si el presidente en sus conferencias dice mentiras, pero no hay respuestas o simplemente no las quieren contestar o su gabinete cuenta con otros datos’’.

Te puede interesar: Prevén robo y extorsión; piden alternativas jurídicas