Visión futurista

298
Visión Futurista
Visión Futurista
  • Visión futurista: La mejor cronista de los cambios culturales es la moda. Siempre ha reflejado los cambios económicos, políticos y sociales.

FERNANDO TOLEDO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-“Una vertiente importante será la protección al ser humano, ya sea por telas inteligentes que envuelvan al cuerpo, el uso de mascarillas y guantes y todo aquello que tenga que ver con la sana distancia. A lo mejor será tiempo de voltear a ver a las propuestas de creadores como Cardin, Rabanne o Courréges impulsores del futurismo”, afirma el diseñador y maestro de moda Guillermo León.

Otros expertos afirman que al bajar la aceleración de producción de ropa, colecciones y temporadas, hecho que ya se había convertido en una carrera vertiginosa, se impondrán los artículos duraderos, fáciles de usar, con significado o historia, y más allá de las temporadas, tomándose en cuenta también la parte ecológica y sustentable.

“Se hace necesario revisar las cadenas de producción de cada marca para tener productos que realmente no dañen el planeta, un punto muy importante en el consumidor que ya ha sufrido los efectos de esta pandemia, así que lo sostenible y ecológico será fundamental además de la revaloración de lo artesanal”, agrega el experto Antonio González de Cosío.
La visión futurista prevé también un retorno a la creatividad, para transformar y combinar de manera diferente lo que ya tenemos en el clóset, las habilidades de costura o ‘intervención’ de prendas, y los conceptos personales que distingan a una persona de la multitud.

Se buscará, en suma, regresar a la belleza básica con elementos duraderos, modernos, protectores y que respeten al mundo.

José Fernández, el mexicano que diseñó para SpaceX

Algunos momentos de grandes cambios. Visión Futurista del momento

La Primera Guerra Mundial.- Marca un giro drástico en el estilo con la influencia militar en piezas de uso común como la gabardina y el reloj de pulsera. La comodidad es esencial por lo que los vestidos holgados que no marcan ni el pecho ni las caderas así como zapatos de tacón bajo. El pelo se lleva corto y empieza la liberación del cuerpo femenino.

La crisis del 29.– Hace que Hollywood abogue por un modelo de mujer inalcanzable y peligrosa, la ‘femme fatale’ con maquillaje cargado y vestidos de fiesta cargados de lentejuelas y plumas que contrastaba con la simpleza de la ropa del día a día. En París, tres mujeres hacen historia con sus aportaciones: Chanel, con su simplicidad y sentido práctico, Schiaparelli, con creaciones surrealistas y mágicas y Vionnet con sus vestidos cortados al sesgo.

La Segunda Guerra Mundial.– Lleva a un racionamiento en los textiles. Empieza un período de austeridad, se prohiben los dobladillos y se introducen las medias de Lycra. Se estructuran los hombros y las solapas y el traje con chaqueta empieza a verse en los lugares de trabajo ya que los hombres estaban en el frente de batalla.

La crisis del petróleo de los años 90.– Causó un enfoque basado en el minimalismo y el concepto de ‘menos es más’ con diseños simples basados en el corte que tienen como exponente a Calvin Klein. La base de los estilos es la comodidad por lo cual predominan los jeans, las camisas a cuadros y las mochilas en una moda que llega hasta el grunge.

El 11 de septiembre.– Una fecha que marca la moda desencadenando la fusión de la ropa sport con la formal y que más tarde daría lugar al fenómeno conocido como athleisure. El fenómeno de usar tenis por ejemplo y ropa mucho más cómoda y holgada en el trabajo pueden situarse como consecuencia además del auge del fast fashion.