Preocupa preferencia por obras en el sur-sureste

262
Preferencia Obras
Preferencia Obras

Los constructores están preocupados por la concentración del presupuesto para obras, como la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, en la región sur-sureste del país.

NALLELY HERNÁNDEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Industria de la Construcción (CMIC), Eduardo Ramírez, dijo que esta concentración puede afectar a los demás estados.

“Si no llegan los recursos a la mayor parte del país y solamente se piensa que los grandes proyectos que están en el sur-sureste van a reactivar la economía a través de la construcción, vamos a padecer los demás estados”, señaló.

Explicó que la inyección de recursos a través de obra pública y propiciar condiciones de inversión privada es lo que se requiere para mitigar los efectos de la pandemia, pero pidió que esto se generalice a todo el territorio nacional.

Aunque para los constructores la reactivación de trabajos esta semana es positiva, las condiciones aún están lejos de evitar la crisis, en especial porque algunas empresas no pudieron superar la etapa de cuarentena, fue necesario dar de baja a empleados y en otros casos se redujo el personal en las obras para reducir el riesgo de contagios.

“Con esto no acabamos el problema económico, iniciamos una oportunidad para que las empresas empiecen a tener algo de liquidez, sostener a sus trabajadores, pero la construcción ya venía en una franca caída”, explicó el representante de cerca de 12 mil empresas.

Señaló que al momento no cuentan con cifras definitivas, pero a principios de mayo se estimaba que unas 3 mil empresas tenían problemas de liquidez y unos 500 mil trabajadores habían sido afectados.

En 2019, la industria de la construcción registró una caída anual de 5 por ciento, mientras que en el primer trimestre de este año registra descensos mensuales de hasta 9.6 por ciento.

En su informe “Situación inmobiliaria México”, BBVA anticipó que la industria tendrá una contracción de 13 por ciento este año.

Ramírez explicó que el rezago de aprobación de los protocolos ante el IMSS frente a otras industrias reactivadas como la automotriz, responde a que debido a los diferentes trabajos en obras se tuvo que elaborar un manual específico para cada caso, lo que generó una mayor cantidad de protocolos para ser aprobados.

Señaló que la estimación del IMSS de la reactivación de unas 10 mil 200 constructoras para el arranque de esta semana representa entre el 30 y 50 por ciento de las obras del país, con no más del 50 por ciento de los trabajadores que anteriormente tenían en operación.