Restaurantes: Prevén cambios drásticos en operación

533
restaurantes

Derivado de la pandemia de Covid-19, salir a comer a restaurantes será diferente a partir de ahora.

AILYN RÍOS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Los restaurantes digitalizarán sus operaciones para disminuir el contacto entre meseros y personal con los clientes; aumentarán la distancia entre mesas; limitarán el número de personas por mesa, así como la realización de celebraciones y juntas de trabajo; y además cerrarán temporalmente el área de niños, entre otras medidas.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) lanzó el protocolo Mesa Segura para que los restaurantes garanticen a los comensales un ambiente seguro en sus instalaciones y evitar volverse puntos de contagio.

“Hay un porcentaje de la gente que definitivamente no va a ir por un tiempo a los restaurantes por miedo que genera el virus, éste es quizás un 10 a 15 por ciento. Otro 15 o 20 por ciento que está ‘yo voy a donde sea, apenas abran’.

“(Pero) el gran bloque de en medio, entre 50-60 por ciento de la gente, está esperando que le digas que lo vas a cuidar, que vas a hacer un ambiente protegido”, manifestó Germán González, presidente de Cadenas de Restaurantes de la Canirac.

De acuerdo al protocolo de Canirac, para que los restaurantes puedan reabrir y operar, deberán tomar la temperatura a los empleados al entrar y salir, usar cubrebocas y careta facial durante sus labores.

Se usarán tapetes sanitizantes; desaparecerán los servilleteros, acrílicos y decoraciones; los menús deberán ser digitales, desechables, en pizarras o a través de medios tecnológicos.

Además, en buffets y barras de alimentos, habrá una persona dedicada a servir los mismos. Se limitará la realización de eventos y celebraciones, y la zona de bar permanecerá inicialmente cerrada, al igual que las áreas de niños.

Se fomentará el pago en línea, se desinfectarán frecuentemente los porta-cuentas y las terminales de pago.

En países como España, Holanda e Italia algunos locales han optado por instalar barreras físicas hechas con acrílico y policarbonato para evitar que las gotículas de saliva sean esparcidas.

“Comparado con estar cerrados, evidentemente todo lo que ingrese siempre va a ser en beneficio de la compañía”, comentó Ricardo Añorve, CEO de Sonora Grill Group

Agregó que mínimo para que un restaurante opere en su punto de equilibro donde ya no se requiera de inyección de capital, es necesario entre el 50 y el 60 por ciento de las ventas.