NIDO DE VÍBORAS

227
Nido de Víboras

Por Kukulkán

EL AGENTE de la Policía del Estado de Quintana Roo dice que “se respira un ambiente muy lleno de coronavirus”, del otro lado de la ventanilla del automóvil. Ayer nos paramos unos momentos en Playa Delfines para ver si habían abierto el lugar, pero no hay fecha posible. Tal vez el 15 de junio, pero lo más seguro es que sea a finales de este mes, dice el agente, “si dejas entrar a uno se dejan venir todos en cascada”. Aún no hay condiciones. Nadie puede entrar a lo largo de los 12 kilómetros de playa de Cancún; ni los turistas de los hoteles.

Y SÍ, es una condicionante de los mexicanos cuando ocurre la apertura o inauguración de algo. Es como la atracción del rebaño, más que la inmunidad del rebaño, de entrar todos a tropel. Apenas se abren las puertas de los autoservicios y supermercados para venta de cerveza, todos llegan en estampida. Imaginemos cuando abran las playas.

ASÍ QUE ayer se observó un poco más de vida en la Zona Hotelera de Cancún. La mayoría de los hoteles siguen cerrados y los que ya abrieron no ofrecen ningún tipo de información para medios de comunicación. Los centros comerciales La Isla, Kukulkán, Playa Tortugas y Caracol, siguen cerrados. En este último se observaron una farmacia, un lugar de comida rápida y un expendio de bebidas alcohólicas. Si los que corren o van en patines en la pista adjunta son turistas, entonces hay unos diez huéspedes.

EL GOBIERNO del estado anunció que este lunes 8 de junio abría la zona hotelera gradualmente sus servicios. No hay grandes cambios y ese despertar prudente es muy bueno para evitar contagios. Como bien lo dijo el agente de la policía todavía “se respira un ambiente muy lleno de coronavirus”. Mientras no haya vacuna nada volverá a la normalidad. Mientras tanto se debe vivir esta “nueva normalidad” con mucha prudencia y cuidado. Como hasta ahora.

LAS VÍBORAS andan preocupadas después del atropellamiento de ayer de ciclistas en la avenida Huayacán. Uno murió y tres resultaron seriamente lesionados por un camión de carga. Lo que más llama la atención es que por esta avenida diariamente circulan decenas de deportistas en bicicleta sin que las autoridades los ayuden con señalamientos en el asfalto o colocados a lo largo de la vía. Si no van a confinar un carril, al menos señales de advertencia porque se trata de fomentar el deporte y la buena salud. Ojalá el Ayuntamiento o el gobierno estatal realicen cuanto antes esta “señalética”. Urge.

UNA PERSONA escribía ayer en Twitter a uno de los agentes turísticos: “Hola Darío, buenos días. Si tengo fecha probable de visitar Cancún el 14 de junio ya estarán abiertas las playas, porque hablé al hotel que reservé y me decían que abrirían los hoteles pero que gobierno aún no les autorizaba abrir las playas. Suena ilógico eso”. Ahí se lo dejamos de tarea para el análisis a las autoridades.

UN NUEVO BROTE de Covid-19 en el corazón de la zona hotelera de Cancún sería
catastrófico para la industria turística del estado. Hay que ir con pies de plomo en esta reapertura. Paciencia.