Aguas factureros, ¡van por ustedes!

563
Aguas factureros, ¡van por ustedes!
Designed by snowing / Freepik
  • El SAT descubrió que del 2014 a la fecha, se identificaron en México 8,204 empresas que facturan operaciones simuladas (EFOS).

 

Tan sólo entre 2017 y 2019, el fisco detectó una defraudación fiscal por más de 339,000 millones de pesos que involucra a 977 contribuyentes. ¿Qué tendría de malo? Nomás que se trata de un boquete para la Hacienda Pública, para las finanzas del país, para los recursos públicos… ¿Cómo funciona el asunto? Pues a algún listo se le ocurrió desde hace ya varios años que podría tener una empresa y dedicarse, como actividad única, a defraudar al fisco con una acción nada complicada: emitir facturas electrónicas que en realidad amparan operaciones simuladas (EFOS), es decir, servicios o productos que en nunca se dieron… a este delito de cuello blanco, se les denomina en el argot contable como “factureros”.

 

¿QUÉ ES UNA FACTURA FALSA?

Todo parece normalito, pues una factura electrónica falsa es igual a cualquier Comprobante Digital por Internet (CFDI). De inicio es válida porque cuenta con todos los elementos formales y autorizados de todas las facturas. Lo que la hace falsa, de acuerdo con el SAT, es su contenido; el cual, de inicio se presume verdadero y por lo mismo las transacciones bajo esta situación consiguen tener efectos fiscales. Sin embargo, hasta que la autoridad fiscal revisa las facturas, o CFDI, es que detecta que la operación es simulada y que no existe.

 

¿CON QUÉ OBJETIVO SE EMITEN FACTURAS FALSAS?

Quienes recurren a esta práctica, colocan en el mercado comprobantes digitales (CFDI) para amparar operaciones que no corresponden a lo facturado; y esto sucede dentro del sistema fiscal y financiero. ¿Cuál es el objetivo de las operaciones simuladas (EFOS)? ¿Por qué existen las facturas falsas? Principalmente, tienen un impacto fiscal: en palabras sencillas: se busca evadir impuestos y en situaciones más graves su objetivo está relacionado con el lavado de dinero.

 

HASTA PIDEN DEVOLUCIÓN DE UN IVA QUE NO RECIBIERON

La cuestión es que, el contribuyente que deduce una factura falsa erosiona su base gravable del Impuesto Sobre la Renta (ISR); incluso, puede generar pérdidas que provocarían que no pagara ISR en varios periodos. Y… con relación al Impuesto de Valor Agregado (IVA), la agresión al fisco es más fuerte porque implica saldos a favor que se compensan contra el mismo impuesto, en palabras de nosotros comunes mortales: se pide la devolución de un IVA que en realidad no existe; deliberadamente están robándole al fisco…

 

¿DÓNDE QUEDÓ EL DINERO?

Hay que saber que el dinero registrado en las facturas falsas no necesariamente es inexistente, porque puede estar relacionado así: cifras de dinero nunca pagadas por operaciones que nunca se dieron; o bien, pueden amparar dinero que si fue objeto de una transacción: la transacción nunca existió y la factura se generó con el objetivo de recibir ese dinero. Claro, si ustedes no se dedican como negocio a realizar este delito, no hay nada de qué preocuparse, sin embargo, alguno de nosotros pudimos haber recibido alguna vez una factura de este tipo, y no por ello nos encarcelarán, digo, tampoco se trata de eso. En realidad, el SAT va por quienes tomaron esto como su actividad “productiva”, que obvio, de productiva, no tiene nada…

 

RECOMENDACIONES A SEGUIR…

Nosotros como contribuyentes de buena fe, podemos ser objeto de algún facturero, así que consulté especialistas para tener idea de qué hacer para evitar caer en operaciones simuladas o recibir facturas falsas. Aquí un par de recomendaciones: Revisar su facturación. Consultar la lista de empresas que el SAT incluye en su página web de aquellas empresas que están en el presunto de emitir facturas con operaciones simuladas, o que si han sido definitivamente identificadas como emisoras de facturas electrónicas falsas o sea, que son “factureros” y… recibir la orientación necesaria pues en caso de caer en una situación de facturas falsas, hay que corregir lo que se tenga que corregir…

 

¿DE QUÉ TAMAÑO ES EL ROBO A LA NACIÓN?

Todo esto que pareciera tan inocente, en realidad significa un dineral, son montos de dinero muy, pero muy considerables. La defraudación al fisco se calcula como en 1.4% del Producto Interno Bruto (PIB). Hace tiempo, la jefa del SAT reveló que 60% de las empresas identificadas como facturadoras de operaciones simuladas (EDOS), se concentran en 9 estados siendo los de mayores incidencias, Ciudad de México, Jalisco y Nuevo León. Los millones que le roban al fisco, pudieron haberse utilizado para carreteras, hospitales, escuelas, en fin, para infraestructura del país, pero no, fue dinero que están disfrutando algunos particulares… de ese tamaño el boquete…

 

*Yvette Hesse E. Directora de Grupo Editorial Kankun y Gente Q.Roo, revista de negocios y política.

Facebook: yvette.hesse        Twitter: @YvetteHesse

 

Te puede interesar: La lucha política contra la legislación antiabortista es también una lucha de clases