Temen por fauna con obras de Tren Maya

157
Temen por fauna con obras de Tren Maya
  • Diputados proponen alternativas para la conservación y protección de la fauna vulnerable ante el proyecto del Tren Maya como el jaguar (especie en peligro de extinción).

 

ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó este miércoles a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y a la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp) para fortalecer y vigilar la protección de las especies que habitan en el lugar de la construcción del Tren Maya, en especial del jaguar, con la construcción de 12 a 15 pasos de fauna que tendrían un costo de medio millón de dólares cada uno.

Junto con la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar, en el punto de acuerdo los diputados externaron preocupación porque el Tren Maya no se convierta en una barrera física de introducción genética dentro del hábitat del jaguar (sobre todo en Kalkmul y Tulum) y una solución podría ser a través de los pasos de fauna para proteger a más de 2,000 jaguares en México, que podrían verse afectados por la construcción del Tren Maya.

La propuesta son puentes que pueden superar los 40 metros de ancho, pues este tipo de jaguar necesita un rango hogareño de entre 30 y 50 kilómetros que les pueda permitir

Algunas actividades como cazar presas, reproducirse o cuidar a sus crías. También recomiendan realizar entre 12 o 15 pasos de fauna a lo largo de la vía, para que los jaguares no tengan miedo al cruce, y así los costos de un solo paso de fauna cuesta más de medio millón de dólares, pero que en una obra de esa magnitud no debería representar un problema.

Excluye Semarnat a QR para dar información sobre Tren Maya 

La invitación del poder legislativo

Propuesto por la diputada guerrerense María del Carmen Cabrera Lagunas, es porque el proyecto no cumple con la legislación ambiental debido al trazo original propuesto, ya que atraviesa la reserva de la biósfera de Calakmul, y el trazo no respeta los límites de las áreas naturales protegidas federales, estatales y municipales, tal y como está pasando con el Parque Nacional Tulum (Quintana Roo), las Reservas de la Biósfera Yum Balam y

Sian Ka’an (Quintana Roo) y las áreas naturales protegidas estatales de Balam-Ku y Balam-Kin (Campeche).

Además, consideran que la Semarnat, Conanp y Profepa deben supervisar con atención la planeación del proyecto del Tren Maya, y que este cuente con todos los estudios ambientales necesarios para determinar su factibilidad, para acatar plenamente la legislación vigente en la materia, además de la forestal, de vida silvestre y de aguas nacionales.

Las características del Tren Maya, deberán determinar el número y ubicación de pasos de fauna elevados a lo largo del trazo del tren, para fauna mayor como jaguares y tapires. Además, deberán adecuarse los viaductos, obras de drenaje y pasos de fauna de especies de menor tamaño como ocelotes y osos hormigueros.

También sugieren evaluar cómo consolidar las áreas naturales protegidas de la región con un adecuado diseño del tren, así como su correcta evaluación lo que puede representar una valiosa oportunidad para ordenar el desarrollo que avanza sobre la periferia de las áreas naturales protegidas como Calakmul y Tulum.

Te puede interesar: Informan impacto ambiental del Tren Maya