Carbones Políticos; Izquierdas y derechas… encontronazo indeseado

123
Carbones Políticos; Izquierdas y derechas… encontronazo indeseado

 

 

Elmer Ancona

Estamos a un año de que se realicen elecciones en México y las maquinarias político-electorales dejan ver su poderío; izquierdas y derechas comenzaron a confrontarse, por todos los medios posibles, para captar adeptos.

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), envuelto en un escándalo por corrupción, va perdiendo fuerza en territorio nacional y ya hasta los sectores más golpeados económicamente (los más pobres) están hartos de tanta palabrería, de tanto discurso sin fondo.

A un pueblo lo podrás engañar y comprar en tiempos de elecciones, durante los tres meses que duran las campañas, seis meses con el tiempo pre-electoral o todo un año cuando surgen los precandidatos.

No obstante, si los candidatos ganadores no cumplen con lo prometido -gobernar bien-, los tres o seis años de administración municipal, estatal o federal se convierten en un verdadero infierno.

Y es lo que estamos viendo hoy en México; los municipios y estados gobernados por Morena están hechos un auténtico desastre, los ciudadanos están inconformes con la forma en que se utilizan sus recursos, sus impuestos.

El gobierno federal, con el presidente Andrés Manuel López Obrador al frente, no se queda atrás; sus promesas de campaña se fueron a la basura. El suyo ha sido un gobierno de mentiras.

Las obras realmente importantes para el país las arrojó al costal de los desperdicios; miles de millones de pesos se perdieron por su afán de venganza contra sus eternos enemigos: los empresarios.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) se convirtió en un panteón de fierros, metales y cemento que hoy se está rematando en pedacería; esa acción no afectó a los magnates del país que recuperaron su dinero, sino a todo el pueblo de México, a los más desfavorecidos.

En el rubro social, López Obrador le ha pegado a los sectores más vulnerables hasta por debajo de la lengua. No ha tenido compasión por nadie. Ninguno se ha escapado de la lista.

Los niños con cáncer siguen padeciendo esta mortal enfermedad y mueren por falta de medicamentos.

Las mujeres maltratadas, agredidas, violentadas (niñas, adolescentes, adultas) no tienen a quién acudir porque el gobierno federal -el propio López Obrador-, dijo que sus denuncias telefónicas son una farsa, una mentira.

Las personas discriminadas en este país (indígenas, migrantes, ancianos, enfermos, perseguidos) ya no tendrán el respaldo del Conapred, que depende de la Secretaría de Gobernación, porque López Obrador dijo este jueves que no servía para nada (¡ni lo conocía!).

La violencia en México se ha disparado considerablemente en todos los rubros, y pese a que no se han levantado denuncias a consecuencia del coronavirus, las estadísticas de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) no mienten. México es un caos.

 

Bolsillos heridos…

Los bolsillos de todos los mexicanos, sin excepción, ricos o pobres; del sur, centro o norte del país; de la gente del campo o de las urbes, están totalmente vacíos. Motivo de preocupación.

A los pequeños, medianos y grandes empresarios se les dejó en el abandono ante la pandemia; no hubo protección fiscal ni salvaguarda para evitar el cierre de negocios. Hoy, más de un millón doscientos mil mexicanos se quedó sin empleo.

Los defensores del medio ambiente, de los recursos naturales, están que arden porque el gobierno federal sigue empecinado en impulsar viejas formas de generar energía y frenar, a como dé lugar, las energías limpias.

Enfermeros y médicos, todo el personal de salud, está de muy mal humor; aparte de que han sido insultados hasta el cansancio por el gobierno federal, en todos los sentidos, se sienten abandonados a su suerte.

Y de los demás sectores mejor ni hablar porque la irritación social alcanzó a la mayor parte de la población, por supuesto, menos a los delincuentes, menos a los criminales, menos a los que hacen daño ¡Misión cumplida!

 

La ‘derecha’ en México

Por eso, los “conservadores”, la “derecha”, los “hipócritas y fariseos” (como los llama López Obrador) se están organizando en todo México para contrarrestar la fuerza de un gobierno federal que nada más no da una.

Lo mismo sucede con los gobiernos municipales y estatales, así como con los congresos de los estados liderados por Morena. Las decisiones erradas y fallidas están a flor de piel.

El Frente Nacional Anti-Amlo (Frena) y Misión Rescate México, dos poderosos movimientos sociales antiizquierdistas, están captando cada vez más adeptos en toda la República. Y eso preocupa a un Presidente que se tambalea.

Hoy la “derecha” está dispuesta a todo porque sabe que la izquierda en México -y en particular Morena-, está herida de muerte; la lucha político-electoral se comenzará a ver con mayor fuerza los meses que vienen.

Lo “interesante” -o preocupante- será ver cómo los diversos sectores ciudadanos comenzarán a manifestar su nueva y renovada preferencia por las siglas partidistas. El choque de locomotores de izquierdas y derechas, sin duda alguna, será brutal.

 

@elmerando