Rutas de otro planeta

265
  • Avistamientos misteriosos, visitas extraterrestres y vida inteligente de más allá de nuestro planeta son temas que inspiran a viajeros de varias partes del mundo.

JUAN CARLOS MOLINA / AGENCIA REFORMA
CIUDAD DE MÉXICO.- Avistamientos misteriosos, visitas extraterrestres, vida inteligente de más allá del planeta. No sólo son las premisas de películas de ciencia ficción, sino también temas que inspiran a viajeros de varias partes del mundo.

A inicios de julio se cumplirán 73 años del famoso incidente de Roswell, Estados Unidos. Este evento comenzó cuando un granjero de Nuevo México localizó escombros de origen desconocido en su terreno.

Poco después, un diario cercano publicó que los restos pertenecían a un platillo volador. Y aunque su origen parece haber sido bastante más terrenal -provenían de un dispositivo de las Fuerzas Aéreas para detectar ondas sonoras de la Unión Soviética-, no dejaron de surgir las teorías sobre un gran encubrimiento de la presencia de ovnis.

Es por eso que cada año miles de personas, independientemente de sus creencias personales, llegan a la zona de Roswell para empaparse del tema ufológico.

Metálicos, complementos imprescindibles

Hay muchas opciones, como el International UFO Museum and Research Center, donde se encuentran exhibiciones sobre supuestas abducciones alienígenas, avistamientos extraterrestres y círculos misteriosos en las cosechas.

El recinto enfatiza que su objetivo no es convencer a nadie y que los visitantes son bienvenidos a hacer preguntas.

También el McDonald’s en la calle principal de Roswell llama la atención, ya que su fachada evoca a un platillo volador y la decoración en el interior también alude al tema. Y cada año (con la excepción del actual, debido a la pandemia derivada por coronavirus Covid-19) se celebra en la ciudad el UFO Festival, que incluye pláticas, concursos de disfraces, desfiles, entretenimiento en vivo y más.

Otros aficionados a este tipo de turismo optan por tomar la Ruta 375 en Nevada, donde está “Extraterrestrial Highway”.

El nombre de este camino deriva de su cercanía con el Nevada Test and Training Range, una zona de entrenamiento militar donde se encuentra la famosa Área 51.

Debido al hermetismo que hay sobre su funcionamiento, esta base ha inspirado varias teorías acerca de la la presunta información que guarda sobre aliens.

A lo largo de los 240 kilómetros que comprende este tramo, puede que no te topes con un platillo volador o un extraño visitante de otro planeta, pero lo que sí encontrarás serán varios lugares con temática extraterrestre: murales, tiendas de recuerdos, restaurantes, bares y más.

Por ejemplo, en la zona de Hiko se encuentra el Alien Research Center, una tienda para conseguir libros, playeras y más recuerdos. Y en Rachel, ubicarás el Little A’Le’Inn, un cálido motel donde también podrás pedir la clásica hamburguesa “Alien Burger” y conocer historias sobre supuestos avistamientos de objetos voladores no identificados.

Así que, cuando sea más seguro volver a viajar, será buena opción tomar algún recorrido que te lleve muy lejos, “fuera de este planeta”.

Y en México

Una zona mexicana que llama la atención en el tema ufológico es Ciudad Madero, Tamaulipas.

Algunos lugareños han expresado su creencia de que el lugar está protegido de huracanes desde hace varias décadas gracias a una base extraterrestre que se encuentra cerca de sus costas.

De hecho, en 2013, como parte de las celebraciones del “Día del Marciano” (festejado en el último martes de octubre) se colocó la estatua de un marciano en la Playa Miramar de esta ciudad.

Te puede interesar: Metálicos, complementos imprescindibles