Enfrentan entidades pandemia con deuda

163
Enfrentan entidades pandemia con deuda
  • Estados recurren al financiamiento con deuda debido a la contracción económica derivada de la pandemia por Covid-19.

 

JORGE CANO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la pérdida de empleos y la contracción económica derivada de la pandemia de Covid-19, los estados han recurrido a financiamiento con deuda para apoyar sus economías regionales.

“Los estados y municipios responsablemente instrumentaron programas de apoyo a su sector productivo. Muchos prorrogaron impuestos locales, entonces mucho de esto lo están compensando con contratación de deuda”, explicó Ernesto Cordero, socio del “think tank “de finanzas públicas “Pondera”.

De enero a mayo de 2020, la deuda contratada para inversión en infraestructura estatal aumentó en 194 por ciento frente a 2019, al acumular 13 mil 327 millones de pesos, según datos del Registro Único Público (RUP) de la Secretaría de Hacienda.

Cordero añadió que casi todas las constituciones locales permiten la contratación de créditos con fines productivos, es decir, en infraestructura o programas que aumenten el capital de las empresas para que puedan producir.

Para evaluar si una contratación de deuda es positiva se debe de observar que su uso aumente la producción y recaudación futura del estado, además de que se tenga la capacidad de pagar esa deuda con los flujos de recaudación futura que tenga.

Falla portal para reclamar ahorros en Famsa

Un estudio de Fitch dice que se espera que la razón de repago —la proporción de la deuda total entre su balance operativo anual— y la cobertura, empeoren para 16 de 28 entidades evaluadas.

No obstante, la solidez de pasivos y liquidez de los estados está clasificada como media —excepto para Veracruz— debido que la deuda está estructurada a largo plazo, cuenta con fideicomisos de fuente de pagos o hay fondos de reserva.

Sobre la capacidad de que estos programas logren salvar empleos y empresas, Cordero enfatizó que dependerá del diseño de los mismos.

“Se deben de destinar recursos para mantener las fuentes formales de empleo. Tiene que ver con prórrogas de obligaciones tributarias de las empresas, que el gobierno apoye con una parte del salario de los trabajadores para que no sea todo el empleador que aporte el sueldo de los trabajadores y que el trabajador acepte que va a ganar un poco menos, de esa manera todos ponen y se puede preservar esa fuente de empleo”, explicó.

De igual forma, enfatizó la necesidad de una política de gasto expansivo con una lógica productiva y consistente con la capacidad de pago del país.

“En el caso del gobierno mexicano necesitamos una política contracíclica que nos permita salvar el mayor número de empleos en México y eso se hace con programas de apoyos a pequeños y medianos empresarios”.

Te puede interesar: Caen 97.9% las exportaciones de Quintana Roo