Ricardo Monreal entre iniciativas, jaloneos y redes

178
Ricardo Monreal entre iniciativas, jaloneos y redes
  • Desde que su nombre asomó para ocupar la Segob, el senador Ricardo Monreal figura con asiduidad en la esfera pública y en negociaciones del Congreso.

MAYOLO LÓPEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-En plena pandemia, en receso legislativo y en las sacudidas de un temblor, el senador Ricardo Monreal aparece a cuadro para dirigir mensajes, apoyar al Presidente López Obrador y figurar con asiduidad en la esfera pública a través de las redes sociales.

De unos dos meses a la fecha –desde que su nombre comenzó a sonar insistentemente para ocupar la Secretaría de Gobernación–, el coordinador de la bancada de Morena ha irrumpido en las plataformas digitales a un ritmo desenfrenado.

Monreal se ha armado de un equipo conformado por unos 10 muchachos para preparar sus videos, grabarlos, editarlos y subirlos a las redes. Inclusive, en mensajes dirigidos a grupos específicos, el parlamentario ha comenzado a usar telepromter para leer sus intervenciones.

En medio de ese trajín, el zacatecano resiente jaloneos en el seno de la bancada, pasa apuros con polémicas iniciativas y, de la mano de su habilidad para operar, sale airoso en trances complicados, como cuando mantuvo a flote la armonización de las leyes que acompañarán al T-MEC.

Volverán a Quintana Roo confinamiento y restricciones en movilidad

Cronista del temblor

El martes 23 de junio, cuando los capitalinos fueron sorprendidos por un temblor de 7.5 grados, Monreal se plantó con un cubrebocas en el cruce de la avenida Juárez y Balderas para narrar lo que acontecía con el auxilio de un asistente que grababa las escenas.

“Impresionante, nos sorprendió en pleno centro el temblor. Está fuerte, está muy fuerte. Todavía sigue, tiene ya más de un minuto…”, relataba antes de proseguir su camino hacia Palacio Nacional, donde el Presidente lo esperaba.

Ese mismo día, subió a su cuenta de Twitter un mensaje en defensa de la esposa de López Obrador, que la víspera había sido increpada por un pasajero que la descubrió abordando un vuelo con destino a Cancún en primera clase.

“Como servidor público por más de 40 años, he visto los excesos y excentricidades del presidente y sus familias, rodeados de lujos, guardias, aviones. Nunca, como hoy, una actitud sobria, austera, usando vuelos comerciales, arriesgándose al insulto. Mi solidaridad, @BeatrizGMuller”, expresó.

Recientemente, el zacatecano abrió un sitio web que concentra todas sus intervenciones y reseña su tarea legislativa: 50 acuerdos de mesa directiva, 600 millones de pesos de ahorro con un plan de austeridad, ocho reformas constitucionales, 139 acuerdos de Junta de Coordinación Política y 10 leyes de nueva creación.

Su asidua presencia en YouTube, Instagram, Facebook y Twitter, ha ido acompañada de un activismo que contrasta con el silencio que guardan los 60 elementos de la bancada que lidera en la Cámara alta.

Monreal ha combinado su irrupción en redes, con entrevistas –privadas y públicas– con interlocutores de la esfera pública, particularmente con empresarios. El zacatecano ha desahogado al menos tres videoconferencias con los directivos de las 12 agrupaciones que componen el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El legislador ha ofrecido sus oficios como “interlocutor” y ha sugerido recomponer la relación entre los empresarios y el Presidente de la República. De hecho, hace una semana reveló que en Palacio Nacional ya se preparaba un paquete de apoyos a pequeños y medianos empresarios afectados por la pandemia.

Una entrevista con el periodista Carlos Loret de Mola le provocó un choque con el académico universitario John Ackerman, quien le echó en cara que hubiera avalado la investigación a sus propiedades inmobiliarias y, de plano, apremió a la bancada que removieran a su coordinador.

El ex Gobernador de Zacatecas también se ha reunido con medallistas olímpicos; con el líder de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar; con el diputado Mario Delgado, su par en San Lázaro; con Gobernadores y, más recientemente, con el ex superdelagado federal en Jalisco Carlos Lomelí.

Como presidente de la Junta de Coordinación Política, Monreal auspició una polémica videoconferencia con el subsecretario Hugo López-Gatell que propició la suspensión de tres comparecencias más. El epidemiólogo chocó con la senadora panista Alejandra Reynoso y el senador no tuvo más remedio que suspender el ejercicio.

En la semana pasada, Monreal se entrevistó con Mara Gómez un día antes de que la funcionaria formalizara su renuncia a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.

Jaloneos en bancada

En el ajetreo, Monreal trastabilló con la presentación de una polémica iniciativa que pretendía aglutinar en un solo órgano tres entes reguladores. Visto el desconcierto que generó, hubo de retirar su propuesta.

El legislador aseguró que su propuesta de reforma no tenía como intención crear un superpoder ni dar paso al autoritarismo o a la concentración de esas instituciones en el Ejecutivo; mucho menos, dijo, eliminar su carácter autónomo, como advirtieron senadores de Oposición.

A menos de dos meses de que sea renovada la Presidencia de la Mesa Directiva del Senado, Monreal enfrenta soterradas discrepancias en el seno de la bancada que lidera. En la semana en curso, atestiguó una votación –tal vez la más numerosa en el último año y medio– de al menos 11 correligionarios en contra.

Ese grupo de legisladores se inconformó con el acuerdo que su coordinador había promovido en la Junta de Coordinación Política para apurar la resurrección de las bancadas del PRD y del PES, a pesar de que no tenían cinco miembros.

Entre otros, votaron en contra la presidenta, Mónica Fernández –la que había comunicado al pleno la disolución de los grupos–; Citlalli Hernández, Antares Vázquez, Lucía Trasviña, Malú Micher, José Luis Pech y María Antonia Cárdenas, que hasta hace unos meses ocupaba un escaño por Encuentro Social.

Después de que la ahora panista Lilly Téllez declarara que sus ex compañeros se comportaban como “caníbales”, Martí Batres publicó un mensaje en Twitter en el que recordó que el año pasado fue sujeto de “persecución” en el seno de la bancada.

El epílogo de junio trajo para Monreal aire fresco. Cuando naufragaba en la Comisión Permanente la convocatoria para que la Cámara de Diputados desahogara un periodo extraordinario de sesiones y concretara la armonización de las leyes que acompañarían al T-MEC, el parlamentario entró al quite, se encerró con el diputado Mario Delgado para persuadirlo de que retirara dos palabras que molestaban al bloque opositor y al día siguiente, a temprana hora, la Permanente lanzaba la convocatoria respectiva.

Te puede interesar: Volverán a Quintana Roo confinamiento y restricciones en movilidad