Truena morosidad en 5 bancos chicos

384
Truena morosidad en 5 bancos chicos
  • Aunque la morosidad de todo el sistema bancario mexicano ha permanecido estable este año, a 5 bancos pequeños en particular les ha detonado el indicador.

MARLEN HERNÁNDEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÈXICO.- Aunque la morosidad de todo el sistema bancario mexicano ha permanecido estable este año -hasta abril pasado, último dato disponible, faltará ver el mayor impacto de la pandemia- a 5 bancos pequeños en particular les ha detonado el indicador.

Se trata de Finterra, con un alza en sólo un año de 12.07 puntos porcentuales; Banco Azteca, con 8.31; Accendo Banco, con 7.41; ABC Capital, con 6.37, y Forjadores, con 4.81.

Todos ellos tienen como común denominador que atienden a clientes de bajos ingresos o sectores productivos muy específicos que ya han resentido los primeros efectos del desempleo o pérdida de ingresos por el Covid en México.

En los casos de Banco Azteca y Forjadores atiendes a población informal o de bajo nivel socioeconómico, Finterra se enfoca al sector agroalimentario, Accendo Banco a empresas medianas y ABC Capital a empresas de la construcción.

Viven ahorradores calvario por Famsa

Estos bancos, a excepción de Azteca, tienen una participación de mercado inferior al 0.10 por ciento en términos de cartera de crédito y de captación.

“Hay bancos nuevos, pequeños o que atienden a nichos muy específicos que se están viendo en dificultad por el tema de la pandemia”, expuso Jorge Sánchez Tello, director de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros.

“La expectativa es que la recuperación económica sea lenta, a la gente que perdió sus empleos les va a llevar tiempo recuperarlos, también a las pequeñas y medianas empresas les va a costar más trabajo reabrir o incluso algunas van a tener que cerrar y este aspecto tan complejo y negativo que tiene la economía le va a pegar a los bancos”.

Héctor Magaña Rodríguez, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios, señaló que actualmente los niveles observados en la mayoría de los bancos se encuentra bajo control, pero la menor actividad económica podría representar un riesgo a futuro.

“Hay que recordar que la mayoría de los bancos otorgó una prórroga para que sus clientes tuvieran la opción de diferir los pagos, debido a lo anterior, me parece que el IMOR (Índice de Morosidad) podría mostrar un incremento mayor durante los meses en los que venza la prórroga (junio y julio)”.

Por lo pronto, hasta abril pasado, el pulso financiero del sistema bancario permaneció estable.

El IMOR del sistema bancario se ubicó en 2.32 por ciento, con un alza de 0.20 puntos porcentuales.

Jorge Moreno, especialista del Centro de Investigaciones Económicas de la UANL, resaltó que los bancos se encuentran bien capitalizados y superan el nivel mínimo requerido por la regulación, de 10.5 por ciento.

“El sistema financiero y bancario mexicano posee indicadores de solvencia que cumplen con los requerimientos de Basilea III, que son las medidas regulatorias más estrictas a nivel internacional”.

Magaña Rodríguez precisó que en el caso de ABC Capital, que tiene un Índice de Capitalización (ICAP) de 10.69 por ciento, y aquellos bancos con un indicador cercano a límite, podrían ejecutar estrategias de capitalización en los próximos meses.

“Si bien los bancos en nuestro País se encuentran bien capitalizados, un incremento en su IMOR se traduciría en que las instituciones financieras deberán aumentar sus reservas para garantizar la disponibilidad de los depósitos de los ahorradores”.

En tanto, los 7 bancos más grandes, que representan el 81 por ciento de la captación en el País, registran un IMOR de entre 1.90 y 2.42 por ciento y un ICAP de entre 13.1 y 19.48 por ciento.

Te puede interesar: Viven ahorradores calvario por Famsa