Pronostica Greenpece verano dramático por incendios

253
Pronostica Greenpece verano dramático por incendios
  • Siberia, Brasil, Indonesia y España serán las regiones más afectadas por incendios este verano.

 

ESPECIAL / AGENCIA REFORMA

GINEBRA, SUI.- Greenpeace pronostica un verano “aún peor” en cuanto a incendios —con respecto al año pasado— para varias regiones del planeta como Siberia, Brasil o Indonesia, pero también en España, que agravará aún más la emergencia climática.

La ONG recuerda que el pasado verano ardieron millones de hectáreas en varios países del Amazonas, en Siberia Oriental, África o Indonesia, y destacó que en Siberia solo en el mes de junio el fuego ha quemado más de 3 millones de hectáreas, en Indonesia se declaró el estado de emergencia hasta finales de septiembre después de identificar más de 700 incendios y en España el abandono rural aumenta también el riesgo de propagación de los incendios.

El fuego aumenta la concentración de CO2 en la atmósfera y sube la temperatura media, lo que aumenta la vulnerabilidad de los bosques ante los incendios.

De hecho, añade que el pasado mes de junio se alcanzó un nuevo récord en la concentración de CO2 respecto a los meses de junio anteriores, ya que se alcanzó una concentración de CO2 de 416.39 partes por millón (ppm), es decir, 2.46 ppm más que en el mismo mes de 2019.

Greenpeace alerta de que los incendios contribuyen enormemente al calentamiento global y que, de seguir ignorando los impactos climáticos de estos incidentes, no se podrá lograr el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a 1.5ºC del Acuerdo de París.

Teme ONU un retroceso contra el Sida

En concreto, avisó que en España el abandono del medio rural está aumentando la vulnerabilidad de los montes ante incendios de alta intensidad.

“El abandono de tierras de cultivo y la falta de gestión de muchas masas forestales ha derivado en un paisaje altamente inflamable. En un contexto de cambio climático, si ese paisaje no lo gestionamos, lo hará el fuego de manera devastadora”, declaró la responsable de incendios de Greenpeace España, Mónica Parrilla.

Además, alerta que la llegada de la temporada seca a Brasil se asocia históricamente a la temporada de “queimadas”, cuando empresas y colonos hacen uso del fuego para eliminar el bosque y generar terrenos para la agricultura, para pastos del ganado y cultivos de soja, fundamentalmente.

De hecho, afirma que datos del Instituto Brasileño de Investigaciones Espaciales contabilizó del 1 de enero al 30 de junio un total de 7 mil 903 incendios o focos de calor, de los que 914 afectaron a tierras indígenas (11.5%) y 194 afectaron a espacios protegidos (2.4%).

El número total de incendios en estos primeros seis meses registró una caída del 25.4 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado (que podría ser debido al incremento de las precipitaciones medias entre enero y mayo); aunque durante junio el número de incendios alcanzó su punto más alto de los últimos 13 años.

El portavoz de Greenpeace España, Miguel Ángel Soto, alertó que en los datos de incendios y números de focos de calor detectados por los satélites de seguimiento en Brasil auguran “otro verano crítico” que devuelve el sentimiento de “vivir bajo una emergencia climática, donde las medidas tomadas por gobiernos y corporaciones son claramente insuficientes”

Te puede interesar: Acusa la ONU discriminación hacia mujeres