Ynfinity, se esfuma herencia de Duarte en Cancún

869
Ynfinity, se esfuma herencia de Duarte en Cancún
  • Ahora que el ex gobernador César Horacio Duarte Jáquez fue aprehendido, justicia federal aplicará nueva legislación sobre extinción de dominio de bienes mal habidos.

 

ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- Ahora que el ex gobernador César Horacio Duarte Jáquez fue aprehendido en Estados Unidos y traído a México, la justicia mexicana espera su extradición para someterlo a juicio y aplicarle de inmediato la Ley de Extinción de Dominio sobre los bienes que se le atribuyen a través de prestanombres, entre ellos, el edificio Ynfinity Residences, a un costado Malecón Tajamar, cuya avanzada obra fue suspendida desde 2017 por violaciones a la Ley del Medio Ambiente y Equilibrio Ecológico.

El imponente edificio de 24 pisos, edificado sobre la avenida Nichupté número 19, manzana 2, en la zona centro de Cancún, y fue adquirida por la compañía Vanguard Caribe Comercializadora, S.A. de C.V. que tiene como principal accionista a María Luisa Tagle Jiménez, una empresaria hidrocálida cuya familia fue beneficiada durante el mandato de Duarte en el estado de Chihuahua.

En el Registro Público y del Comercio en Cancún está documentado que durante una asamblea general extraordinaria celebrada el 11 de septiembre de 2013, se revocaron a todos los miembros del Consejo de Administración de Vanguardia Caribe Comercializadora para nombrar Tagle Jiménez como administradora única.

Eran tiempos en que gobernaba Quintana Roo el también ex gobernador actualmente preso, Roberto Borge Angulo, quien dio todas las facilidades a su amigo Duarte Jáquez para que el edificio se construyera aun con la resistencia social que hubo por romper el límite de pisos permitidos para esa exclusiva zona Malecón Tajamar, que desemboca en las inmediaciones de la Laguna Nichupté y el inicio de la zona hotelera.

El encargado de darle legalidad al negocio de Duarte, fue el entonces director del Registro Público, Carlos Lima Carvajal (actual magistrado con inmunidad), operador de los millonarios golpes inmobiliarios que dio Borge a bienes públicos y privados de alta rentabilidad que hoy lo tienen tras las rejas.

María Luisa es hija del político y constructor Benito Adolfo Tagle Rodríguez, presunto prestanombres tanto de Duarte Jáquez como de su amigo y también ahora ex gobernador de Aguascalientes, Carlos Lozano de la Torre, quienes estarían detrás de los negocios de obra y servicios públicos que se hicieron durante sus respectivos mandatos a través de las empresas de la familia Tagle Jiménez (Grupo Industrial, Constructor, S. A. de C. V., y Administración y Comercialización de Franquicias Internacional, S.A. de C. V.)

Cae César Duarte comprando llanta en Miami

Por varios años, la empresa Vanguard Caribe Comercializadora, administrada por María Luisa Tagle Jiménez, tuvo como oficina una vivienda ubicada en la avenida Xpuhil, código postal, 77505, de Cancún.

Ya fuera de la gubernatura tanto Duarte como Borge, la Profepa sancionó a Ynfinity Residences por realizar obras sin contar con las autorizaciones en materia de impacto ambiental que otorga la Semarnat y ordenó la restauración de una superficie de 14 mil 150.86 metros cuadrados ubicados a 500 metros de Malecón Tajamar

La sanción se aplicó el 11 de septiembre de 2017, y la respuesta de Ynfinity Residences se dio a través de un comunicado emitido en febrero de 2018 donde informa sobre la anulación de la clausura definitiva del desarrollo inmobiliario turístico, manteniendo vigentes la multa de un millón 56 mil 860 pesos como la clausura total hasta este 2020.

Profepa señala que las sanciones administrativas y económicas, así como la clausura impuesta como sanción, se aplican contra el denominado desarrollo turístico hotelero denominado “Elementhal”, conocido comercialmente como Ynfinity Residence.

Sin embargo, ahora tocará a la justicia federal determinar cuál será el destino final de este lujoso complejo turístico que sigue deteriorándose con el paso del tiempo.

Te puede interesar: Busca Chihuahua recuperar bienes de César Duarte