Enfrenta Conapred futuro incierto

175
Enfrenta Conapred futuro incierto
  • El Conapred vive días turbulentos y enfrenta un futuro incierto, mientras el Presidente abrió posibilidad de desaparecerlo, organizaciones civiles llamaron a revalorarlo. 

ANTONIO BARANDA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En el ojo del huracán por las críticas y cuestionamientos del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) vive días turbulentos y enfrenta un futuro incierto.

Mientras la Asamblea Consultiva del Conapred y organizaciones civiles llamaron a revalorar la relevancia del órgano y dotarlo de más recursos y capacidades, López Obrador abrió la posibilidad de desaparecerlo y fusionarlo a la Secretaría de Gobernación.

Apenas este año, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer una evaluación propia en la que concluyó que la contribución de la política pública para el combate a la discriminación implementada por el Conapred ha sido limitada en la atención del problema.
Estructura y recursos

El Conapred es un órgano creado en 2003 y sectorizado a la Segob, aunque con autonomía técnica y de gestión. Este año tiene un presupuesto aprobado de 161.9 millones de pesos, aunque quedó en 133.7 millones de pesos después de modificaciones.

Al 23 de junio, y considerando una reducción al presupuesto original aplicada por la Secretaría de Gobernación, había ejercido 54.2 millones de pesos.

En 2019, el presupuesto original del Conapred fue de 160.8 millones de pesos y el modificado quedó en 140.6 millones de pesos, cantidad que ejerció en su totalidad, según reportes elaborados por el órgano.

De acuerdo con cifras oficiales, hasta el pasado 15 de junio, contaba con 91 empleados de estructura, cuyos sueldos van de los 100 mil 318 pesos de salario neto que gana su titular, hasta los 8 mil 115 que perciben mensualmente tres secretarias ejecutivas “A”.

Por debajo de su titular, los salarios más altos los tienen tres directores generales, entre ellos el Adjunto de Quejas, y el Adjunto de Vinculación, Cultura y Educación, así como el titular del Órgano de Control, quienes ganan 65 mil 998 pesos mensuales netos.

“En cuanto a la capacidad operativa del Consejo se determinó que el personal no es suficiente para atender las actividades sustantivas de la política, relacionadas con los componentes de coordinación, conducción, promoción, seguimiento y protección”, resolvió la ASF en una evaluación de la política pública contra la discriminación.

“Los reducidos recursos humanos del Conapred ponen en riesgo la atención expedita de los posibles actos de discriminación, así como, en general, la eficacia y eficiencia en la coordinación y conducción de la política”.

El Conapred opera con una presidencia, que hasta el 19 junio recayó en Mónica Maccise, y tres direcciones generales adjuntas (de Estudios y Legislación y Políticas Públicas; de Apoyo a Órganos Colegiados Vinculación, Cultura y Educación; y de Quejas).

También cuenta con tres direcciones (de Asuntos Jurídicos, de Planeación, de Apoyo a Órganos Colegiados), dos coordinaciones (de Comunicación Social, y de Gestión), y un Órgano Interno de Control.

El Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, señala que del total de recursos asignados para este año, el 60.6 por ciento es para gastos de operación; 39 por ciento para servicios personales, y 0.4 por ciento para subsidios.

Acciones y diagnóstico del Conapred

El 18 de junio, López Obrador acusó que el Conapred, al igual que otros organismos gubernamentales, sólo consume presupuesto, pues la gente ni lo conoce ni recibe beneficios de él.

Incluso, el Mandatario afirmó que desconocía su existencia tras la polémica que se generó a raíz de que el Conapred invitó a un foro sobre discriminación al youtuber Chumel Torres, a quien el Jefe del Ejecutivo tachó de racista y clasista.

Por ley, el Conapred no sólo es la institución encargada de promover políticas y medidas tendientes a combatir la discriminación, sino también de recibir y resolver las reclamaciones y quejas por presuntos actos discriminatorios cometidos por particulares o autoridades.

Una auditoría de evaluación de la ASF, correspondientes a la fiscalización de la Cuenta Pública 2018, aunque ventilada en febrero de 2020, identificó debilidades en los mecanismos para medir el avance en la reducción del problema, pues fue imposible identificar el cumplimiento de metas.

“Además, se determinó que los indicadores son insuficientes para dar cuenta del avance en la prevención y eliminación de la discriminación, debido a que no abarcan la totalidad de los grupos en situación de discriminación”, abunda.

“En suma, con estos indicadores, no se logra dar cuenta de la imputabilidad de la implementación de la política y sobre los resultados obtenidos en cada uno de ellos, ya que éstos se miden con base en información de otras instituciones, tales como la medición de la pobreza que realiza el Coneval”.

La ASF además concluyó que hasta 2018 se desconocía el avance real en la atención al problema que le dio origen a la política pública, así como el costo social y económico de las prácticas de exclusión.

“Por lo que no existe una seguridad razonable de que se estén eliminando obstáculos para garantizar el igual acceso al disfrute de derechos y libertades, a la igualdad de trato y oportunidades de desarrollo de la población históricamente discriminada”, refiere.

A favor y en contra

López Obrador se pronunció abiertamente en contra de la continuidad del Conapred como un organismo descentralizado adscrito a la Segob, y sugirió que sus funciones sean absorbidas por esa dependencia.

“Veríamos también la forma de que se integre, si se puede. Si se creó, lo quiero ver con la Secretaria de Gobernación. A mí me gustaría que se integrara a la Secretaría de Gobernación”, expresó el 19 de junio.

Contrario a la postura del Presidente, la Asamblea Consultiva del Conapred afirmó en un pronunciamiento fechado el 18 de junio que descalificar al organismo implica vulnerar las justas luchas y demandas que se han enarbolado desde distintos colectivos sociales.

Pidió impulsar una estrategia nacional en la materia, aumentar los recursos y capacidades del órgano, así como revalorar su relevancia, ya que su existencia, desempeño y avances, recalcó, son resultado de una larga lucha y demanda de grupos históricamente discriminados.

A esta petición se sumó el Frente Plural de Mujeres Indígenas, que en un escrito pidió al Presidente y a la Segob fortalecer el Conapred con autonomía institucional y presupuesto para su operación.

Legisladores de Oposición también han defendido al Conapred. Por ejemplo, la diputada del PRI, Dulce María Sauri, y el coordinador parlamentario del tricolor, René Juárez Cisneros, llamaron al Ejecutivo federal a reconsiderar la desaparición del Conapred.

El coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, consideró que el Ejecutivo usa como excusa la coyuntura del Conapred para amenazar la autonomía de instituciones básicas para la democracia como el INE.

Te puede interesar: Cruza Tren Maya 3 mil sitios arqueológicos