Todos los senderos conducen a la salud

188
Todos los senderos conducen a la salud
  • Tras el confinamiento, es comprensible que más de uno ya desee vivir alguna experiencia entre naturaleza y aventura; alístate para mejorar tu salud con estos senderos.

JUAN CARLOS MOLINA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante los últimos meses han reinado el confinamiento y el sedentarismo. Es comprensible que más de uno ya desee vivir alguna experiencia que contenga una buena dosis de naturaleza y otra tanta de aventura. Así que alístate para estos senderos que te conducirán a la salud.

Y la práctica del trekking, por ejemplo, ofrece la oportunidad de andar por bellas sendas, mientras el viajero calma la mente y entra en armonía con el mundo que lo rodea.

Por ello, conviene hacer un recuento de algunas rutas en las que se puede hacer senderismo. Toma en cuenta que el acceso a varias de las que aquí presentamos está cerrado o mantienen algún tipo de restricción debido a la pandemia. Sin embargo, pretendemos que sirvan de inspiración para que las realices en cuanto sea seguro viajar.

Algunas caminos, promovidos por los destinos turísticos donde se hallan o por agencias de viajes especializadas, toman pocas horas para completarse. Otros requieren de varios días de realización e, incluso, de meses de planeación y entrenamiento previo. No obstante, todos tienen algo en común: la belleza que el caminante halla.

Prepara tu casa para enfrentar la canícula

Un ejemplo de lo anterior es el Parque Nacional de Tongariro, ubicado en la Isla Norte de Nueva Zelandia. Los coleccionistas de senderos hallan en este lugar, el Tongariro Alpine Crossing, que discurre a los largo de unos 19.4 kilómetros y regala paisajes como de otro planeta (valles cenizos, rocas volcánicas, un cráter rojo y lagos color esmeralda, entre otras maravillas). Tan espectacular es la zona que ahí se filmaron algunas escenas de la trilogía de “El Señor de los Anillos”.

Para hacerlo hay que contar con unas ocho horas libres, buena pierna, mejor espíritu, botas amansadas y una abastecida mochila.

Si se te antoja viajar a otro destino igual de austral que Aotearoa o “El País de la Gran Nube Blanca”, como le llaman los maoríes a Nueva Zelandia, pero en el continente americano, una opción imperdible es el Parque Nacional Torres del Paine. en plena Patagonia chilena. El Circuito W, uno de los más socorridos y cuyo nombre obedece a la forma del circuito, permite admirar las bellezas del área.

También en América, pero en la parte norte, Canadá cuenta con varias opciones como el Bruce Trail, en el sur de la provincia de Ontario. Y su vecino Estados Unidos, también es un destino soñado para los senderistas. Muchos eligen admirar la grandeza del Parque Nacional del Gran Cañón. Si puedes, alguna vez realiza la Rim to Rim (R2R), ruta que lo cruza del borde norte al sur. Ambas orillas, en Arizona, no tienen desperdicio.

Las anteriores alternativas regalan grandes postales de la naturaleza y la ilusión de -tras un largo periodo de encierro- poder realizarlas.

Dos grandes motivos para recorrer senderos

Algunas películas también pueden motivarte a practicar senderismo. “Grandes Amigos” (“A Walk in the Woods”, 2015) cuenta una travesía por el Sendero de los Apalaches, que se extiende a lo largo de unos 3 mil 530 kilómetros y pasa por 14 estados, desde la Montaña Springer,en el estado de Georgia, hasta el Monte Katahdin, en Maine.

Y en la cinta “Alma Salvaje” (“Wild”, 2014) ha quedado inmortalizado el Sendero del Macizo del Pacífico, que cruza el oeste estadounidense desde la frontera con México hasta el lado canadiense.

Te puede interesar: Prepara tu casa para enfrentar la canícula