NIDO DE VÍBORAS

149
Nido de Víboras

 

POR KUKULKÁN

EN EL COCO BONGO de la zona hotelera de Cancún andan en la delgada línea de los contagios por el Covid-19 porque varios videos actuales que circulan en redes muestran que eso de la sana distancia es una broma. Algunas chicas bailan en una especie de rings centrales mientras los clientes, sin cubrebocas ni protección alguna, observan amontonados, pero eso sí muy entusiasmados.

SI DESEAN MEJORAR paulatinamente la situación para que la zona turística de Cancún vaya mejorando deben tener un cuidado absoluto sino al rato será muy contraproducente. Es una locura lo que ocurre con el Coco Bongo o cualquier lugar parecido en el cual es imposible, por el giro del lugar, que no haya problemas de sana distancia. Por uno pagarán todos. Las víboras regresan al nido molestas por este tipo de sinrazones.

* * *

EMILIO LOZOYA ES UN COLABORADOR, quien de acuerdo con la Ley Federal para la protección a personas que intervienen en el procedimiento penal, accede voluntariamente a ofrecer información eficaz, con su testimonio o aportando medios de prueba para investigar, procesar y sentenciar a otros sujetos, ya sea que hayan sido o sean integrantes de la delincuencia organizada, o de una asociación delictuosa, o incluso que sea beneficiario de un criterio de oportunidad.

ESTO LO EXPLICA RICARDO Monreal a este nido, porque recuerda que el Artículo 21 Constitucional establece que el ministerio público determinará los criterios de oportunidad para el ejercicio de la acción penal. La aplicación de los criterios de oportunidad extingue la acción penal o reduce la probable pena por el delito infringido; el ministerio público resuelve sobre este criterio de oportunidad.

POR ESTA RAZÓN, aún falta precisar, por parte de aquel, las medidas de protección que puedan alcanzar al testigo colaborador y a las personas ligadas con vínculos de parentesco o afectivos con el propio testigo. O sea que Lozoya sí es esa llave que abrirá la cueva de Alibabá. Las víboras andan de fiesta.

* * *

MUCHAS QUEJAS Y DENUNCIAS en todas las redes contra los agentes de Tránsito del municipio de Benito Juárez. Urge capacitar, orientarlos, mejorar el servicio que ofrecen a la ciudadanía porque últimamente han sido una constante los abusos, actos de prepotencia y excesos de estos señores amparados con la ley en la mano, pero con muy poca sensibilidad para tratar a las personas. Constantemente retiran placas, infraccionan y en los accidentes solo estresan y causan mayor confusión entre las partes involucradas.

ES LAMENTABLE QUE TENGAMOS una corporación de Tránsito con estas características en el centro turístico más importante de Latinoamérica, porque el turismo tiene la advertencia de que los agentes son “muy perros” en Cancún. Esa mala fama debe cambiar de urgencia. No es posible que no reciban cursos de capacitación, actualización de leyes, propuestas para mejorar el tráfico de la ciudad y que sean constantes colaboradores por mejorar la de por sí deteriorada vialidad de esta gran ciudad con muchos visitantes y turistas alrededor. Las víboras andan con veneno tamarindo.

@Nido_DeViboras