NIDO DE VÍBORAS

193
NIDO DE VÍBORAS

 

POR KUKULKÁN

LA ALCALDESA HERMELINDA LEZAMA sigue saludando con sombrero ajeno. Andaba muy entusiasmada con el anuncio desde ayer de: “vienen grandes inversiones”, como si fuera un mérito de su administración, cuando no es capaz de organizar y hacer eficiente el sistema de recolección de basura de la ciudad de Cancún. Seguramente se refiere al Puente Nichupté y los efectos de inversión  por la construcción del Tren Maya, los cuales son muy ajenos a sus “grandes gestiones”.

SE LE OLVIDA MUCHÍSIMO CÓMO ha sido error tras error desde la apertura subrepticia, en lo oscurito, del polémico Malecón Tajamar, el cual debe ser el símbolo de la corrupción junto con la torre Ynfinty del presidiario César Duarte, pasando por los escándalos de adquisición de departamentos fuera de sus alcances económicos, aparte de los carros de lujo, del contrato multimillonario con Intelligencia México SA de CV, hasta el “error de algoritmo” y los permisos de ecología para desarrollos inmobiliarios que fueron impedidos por la Semarnat y Ecología del Estado.

UNA VERGÜENZA EL ACTUAL GOBIERNO municipal de Benito Juárez, no sólo para el ejercicio de la administración gubernamental del estado sino del país y, en concreto, de los alcaldes de Morena. Aunque se da una competencia con Laura Beristain, de Solidaridad, a ver cuál es más ineficaz, debería tener un poco de dignidad para no andar saludando con sombrero ajeno. Las víboras andan fuera del nido en busca de la vacuna contra la corrupción e incapacidad gubernamental. Urgen dos dosis chonchas para acá.

* * *

HACE POCO PREGUNTABA EN ESTE NIDO un culto amigo literario qué obras le recomendaríamos leer de autores cancunenses o que tengan que ver con la ciudad. Como somos una ciudad en ciernes, con una cultura en ciernes y arte en ciernes con autores en ciernes, localizamos un interesante ensayo de David Anuar, intitulado “Nosotros somos de Cancún”, en el que cita los siguientes libros con hechura de este paraíso caribeño:

LOS POEMARIOS EL ROSTRO QUE HABITAMOS (2015), de Miguel Ángel Meza; y Costa urbana (2011), de Óscar Reyes Hernández;  la novela Cancún todo incluido (2001), de Carlos Hurtado; e iniciativas editoriales con una larga trayectoria como Tropo a la uña (1998-2020), que ha colaborado por más de dos décadas en la formación de una comunidad artística y literaria. Las víboras saben buscar y envenenar de vez en cuando.

* * *

EDUARDO ORTIZ JASSO, DIRECTOR GENERAL de la Agencia de Proyectos Estratégicos de Quintana Roo, presentó ayer el proyecto del Puente Nichupté que en Luces del Siglo desde mayo le anunciamos que sería por estas fechas cuando se anunciara el comienzo con inversión totalmente proveniente de la iniciativa privada.

SERÁ DE CUOTA, ESTILO EL MAXITUNEL DE ACAPULCO, pero en este proyecto existe el compromiso y, eso es lo interesante, de que sea ciento por ciento sustentable con el medio ambiente. Hablamos de cruzar el mayor símbolo cancunense de cuidado del ecosistema como es la Nichupté y no debe haber fallas.  Las víboras mueven el cascabel prestas a evitar ecocidios como Tajamar.

@Nido_DeViboras