‘Llevan’ a juzgados a la empresa Matis Jewelry Factory

741
Llevan a juzgados a la empresa Matis Jewelry Factory
  • Jack Khoen, ex gerente de Ventas y Mercadotecnia de la empresa “Matis Jewelry Factory”, aseguró que tiene pruebas en contra de ejecutivos.

 

RUBÉN TORRES

CANCÚN. Q. ROO.-  El ex gerente de Ventas y Mercadotecnia de la empresa “Matis Jewelry Factory”, Jack Khoen, responsabilizó de cualquier accidente o atentado contra su persona o contra su esposa, Melahat B. Kohen, a Suren Cirak, dueño y fundador de la firma.

También responsabiliza a María Elena Ceballos Godínez, quien se ostenta como representante legal de la empresa.

De origen turco, el ex responsable de la venta de joyas presentó una denuncia en contra de las personas señaladas ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de Quintana Roo (FGE), por amenazas e intento de fraude.

Además, enfrenta contra ellos tres juicios, uno de carácter mercantil y dos de carácter laboral.

En entrevista, dijo que llegó a México hace 15 años y laboró en “Matis Jewelry Factory” a partir de 2011, donde conformó un equipo de 150 personas, entre gerentes, vendedores y comisionistas. Facturaban entre 11 y 12 millones de dólares anuales.

“Ahí también trabajaba mi esposa, Melahat B. Kohen”, narra el entrevistado.

Jack Khoen explica que, a partir de entonces, cuando ella abandona la empresa por decisión personal, recibe 150 mil pesos como compensación de su trabajo desempeñado hasta mayo de 2019.

Tiempo en que había llegado a la firma Ceballos Godínez, quien inició una serie de actos irregulares, como obligar a firmar a los empleados en hojas en blanco.

“Ceballos Godínez, quien se presentó como abogada y representante legal de la joyería, me dijo que trabajó en la Procuraduría General de la República (PGR) y estaba acostumbrada a pagar sobornos.

“Que las firmas en hojas en blanco eran necesarias, por si se llegaba a requerir o enfrentar algún problema legal”.

Matis Jewelry Factory hoja empleado

 

Conoce al fundador

Jack Khoen comentó que conoce al fundador de “Matis Jewelry Factory” desde hace 25 años, su connacional, quien lo invitó a trabajar para la empresa.

Después, llegó su hijo Sevan Cirak con el cual, durante siete años, estableció una relación cordial y sin diferencias personales, ambos están a cargo de la empresa.

Ante la negativa de que el personal que había ayudado a preparar para las ventas de la firma, a través de seis agencias y cuentas que manejaba, siguiera firmando hojas en blanco, la presunta representante legal reclamó su proceder.

Como consecuencia, le hizo firmar su retiro de la empresa y realizar otro contrato con una “pagadora”.

El ex gerente de la firma comentó que aceptó porque seguiría realizando su labor, pero los malos tratos que se le estaban dando a él y a los trabajadores, lo llevaron a solicitar su retiro de la empresa.

Esta decisión dio un giro de 180 grados a la relación con el fundador, con el hijo y la propia Ceballos Godínez.

“Al punto”, recuerda, “que me dijeron que no podía trabajar en otra empresa similar; enviaron informes a las firmas que había logrado para las ventas, a las cuales les advertían que no podía trabajar para ellos.

“Esto generó que varias de esas firmas dejarán de adquirir los productos de joyería y rompieron relaciones comerciales”.

Fue entonces que una noche -sin precisar fecha- que llegaron a su domicilio en Playa del Carmen funcionarios del juzgado mercantil de Solidaridad, a decir que “Matis Jewelry Factory” había presentado una denuncia en contra de su esposa, Melahat B. Kohen, porque no había pagado un préstamo que le hicieron, por 200 mil dólares.

Matis Jewelry Factory pagare

Razón de la defensa

El proceso 458/2019, del Juzgado Mercantil de Primera Instancia, asentado en el municipio de Solidaridad, sigue su curso.

“Razón por la cual se defiende por el presunto préstamo de 200 mil dólares que le hicieron a mi cónyuge; la pregunta es cómo pudieron hacerlo si mi esposa ganaba mil 200 dólares mensuales”, resaltó.

“Bajo qué razones, motivos o evidencias, la abogada de la empresa demanda el pago si no hay pruebas de la existencia de un cheque, de un pagaré o alguna transferencia de recursos.

“No se pueden entregar en efectivo por la cantidad que representa”, enfatizó Jack Khoen.

Sin embargo, por ese motivo le fueron embargados dos bienes inmuebles a su esposa, asentados en Puerto Aventuras, en Playa del Carmen, mientras se desahogan las pruebas del presunto préstamo.

También, mientras lleva los otros dos juicios laborales: 49/2020 y 483/2020 en la Junta Número Tres de Benito Juárez, donde demanda el pago de un millón pesos como indemnización.

Los motivos, amenazas y vejaciones son directamente contra ellos y contra algunos de sus compañeros de trabajo.

“Eso incluye a una mujer, de nombre Adriana ‘N’, que renunció esta semana y se colocó en otra joyería; ante esto, la abogada la llamó para decirle que, si no renunciaba al nuevo empleo, le haría lo mismo que a nosotros y la metería a la cárcel”, agregó el denunciante.

 

Contra Suren Cirak

En la relatoría de hechos, el ex gerente de Ventas y Mercadotecnia destaca que presentó una denuncia contra el dueño Suren Cirak, quien, ante esto, decidió irse del país y regresar a Turquía.

Él sigue con la defensa de su esposa, por los hechos que le imputan del supuesto pagaré, y por los juicios laborales personales.

Presenta pruebas de lo que ha padecido desde entonces, por lo que responsabiliza al dueño de la joyería, Suren Cirak, y a la representante legal Ceballos Godínez.

“Quien todavía se atrevió a decir que la empresa quebró, cuando me consta que se tenían ingresos de entre 11 y 12 millones de dólares al año”.

Jack Khoen entregó como evidencia del “falso pagaré” que endosaron a su esposa bajo engaños, varias cartas de sus excompañeros, en las cuales explican cómo fue que han sido despedidos y tratados con las mismas argucias que se utilizaron contra él y su cónyuge al “firmar hojas en blanco”.

Entre los denunciantes están Gabriela Álvarez, Felipe Martín Velázquez Licea, Alejandra Dorantes Osuna, César Ignacio Cornejo Galicia, Azor Ramírez González, Luis Issac Sánchez Buitrón, Bernardo Luengas, Wilberth Canul, entre otros.

Todos han demandado laboralmente a la empresa en Cancún.

Jack Khoen puntualizó que la publicación de los nombres con quienes trabajó durante siete años, no es para perjudicarlos.

“Ellos mismos me dieron la autorización de hacerlo y ofrecer sus cartas como evidencia”.

El ex gerente, de origen turco, aseguró que tiene pruebas de actos irregulares cometidos por Suren Cirak y Ceballos Godínez, quien con engaños y mentiras asumió el control de la empresa.

“Sobre todo de evasión de pagos de impuestos al Sistema de Administración Tributaria (SAT); no es mi intención, pero cuento con la documentación que lo prueba”.

Te puede interesar: Denuncian a Diusvi Diamonds por ‘liquidaciones miserables’