Niega juez levantar clausura a Solaris

356
Niega juez levantar clausura a Solaris
  • Seguirá suspendida construcción de hotel Gran Solaris, empresa deberá demostrar que inició la obra con todos los requisitos de ley. 

 

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- La construcción del proyecto hotelero Gran Solaris Cancún seguirá suspendida y sobre sus ilegales muros se mantendrán los sellos de clausura que le fueron colocados en mayo pasado, luego de que un juez federal le negó a la empresa la suspensión provisional contra estas acciones.

El hasta ahora malogrado edificio de 15 niveles con 450 habitaciones, albercas, jacuzzis, bares, gazebo de bodas y restaurantes grill, tendrá que esperar a que se resuelva en definitiva la legalidad jurídica del permiso de construcción que le fue otorgado por el Ayuntamiento de Benito Juárez, Quintana Roo.

La empresa poblana Villas Solaris, S. de R.L. de C.V. promovió un juicio de amparo ante el Juzgado Tercero de Distrito, el pasado 8 de julio, para intentar dar “vida” a la apócrifa licencia de Construcción de obra nueva 72296 que justificó alzar una barda perimetral y cimentar el lote 52-01 de la Supermanzana 00B, Manzana 53, de la Zona Hotelera de Cancún.

El proyecto hotelero, a través de su representante jurídico Julio Mateo Vázquez Tamayo, pidió a la Justicia Federal dejar sin efecto la orden de suspensión de la licencia de construcción y la colocación de sellos en el predio contiguo al Mirador de la emblemática Playa Delfines el pasado 25 de mayo.

La juez Ana María Nava Ortega aceptó a trámite el recurso legal pero negó la suspensión provisional con la que se pretendía seguir la construcción del Gran Solaris Cancún, cuyos trabajos se detuvieron cuando quedó en evidencia la forma irregular con que se otorgó el permiso y la tolerancia con que actúo el gobierno de la alcaldesa María Elena Hermelinda Lezama.

Ven elemento jurídico para expropiar terreno del Hotel Gran solaris

La batalla jurídica de la empresa poblana va en tropiezo desde que quedó al descubierto su pretensión de apoderarse de una sección de playa donde desovan tortugas, de alzar una barda que violó condicionantes ambientales, así como de  extraer ilegalmente arena de una duna costera.

La Manifestación de Impacto Ambiental 04/SGA/1019/17 que expidió la delegación federal en Quintana Roo de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales el 17 de julio de 2017, impuso ocho condicionantes dado que la playa colindante al proyecto constituye un hábitat de tortugas marinas.

La misma resolución decretó también otras 13 condicionantes, como la altura del muro de contención a un máximo de 1.5 metros y proceder a su recubrimiento con piedra caliza de la región, lo que se incumplió al desplantarse secciones con más de tres metros. El hotel en construcción tampoco respetó la dimensión de la barda exterior que se estipuló en 135.20 metros cuadrados, cuya situación también se pasó por alto.

La licencia de construcción fue autorizada con una vigencia de un año por la dirección general de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Benito Juárez, según la resolución del Cabildo del 21 de septiembre de 2018. La reunión pretendió dar legalidad a un documento previo, sin fecha de expedición en el que el Director Responsable de Obra, Carlos Ernesto Fierros Pacheco, es el actual director de Catastro Municipal. El permiso nunca se sustituyó y validó los trabajos que finalmente fueron clausurados.

A las irregularidades del pretendido All Inclusive se sumó la construcción de la barda perimetral se hizo durante la cuarentena decretada por la pandemia del Covid-19 y, antes, grupos de activistas documentaron el retiro de arena del interior del predio con el uso de seis volquetes, lo cual fue denunciado ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente el 7 de noviembre de 2017.

Te puede interesar: Piden en Congreso de Q.Roo expropiar terreno del Hotel Gran Solaris

 

Recibe las noticias del momento por WhatsApp, solo manda la palabra “ALTA” para realizar el registro.