Testimonio de una tormenta: ‘Llegó el agua y vimos negro’

102
Testimonio de una tormenta: 'Llegó el agua y vimos negro'
  • Voluntarios y familiares intensificaron la búsqueda de la menor Lluvia Estefanía, de 10 años, quien desapareció tras el paso de la tormenta Hanna.

ROLANDO CHACÓN / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Por aire, a pie o a caballo, autoridades de Ramos Arizpe y Saltillo, en Coahuila, voluntarios y familiares intensificaron la búsqueda de la menor Lluvia Estefanía, de 10 años, quien desapareció la tarde del domingo en el arroyo El Saucillo, tras el paso de la tormenta Hanna.

La niña era parte de la familia de tres adultos y siete menores que regresaba de un ejido cuando la camioneta Ford en la que viajaban se quedó sin gasolina justo en el lecho del cauce.

El padre de familia fue en busca del combustible cuando los sorprendió una avenida inusual de agua, resultado de las intensas lluvias que provocó la tormenta “Hanna”.

“De repente llegó el agua, de repente vimos bien negro y ya no pudimos salir todos”, contó Fabiola Padilla, madre de Lluvia, quien junto con su tía Cinthia Carolina Padilla Flores, de 32 años, y su prima Alexia Nohemí Soto, de 7 años, fueron reportadas como desaparecidas. El lunes fueron localizados sus cuerpos.

En la búsqueda participan policías, bomberos y duplas caninas, además de que hizo uso de drones y maquinaria de Obras Públicas de Ramos Arizpe para remover escombros.

Te puede interesar: Despliega Ejército a 2 mil elementos por ‘Hanna’