Reta a restaurantes la nueva normalidad

239
Reta a restaurantes la nueva normalidad
  • La vigilancia sanitaria en la entrada de cualquier de los restaurantes es básica con el objetivo de dar cierta certeza a los clientes.

 

ARELY SÁNCHEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Las empresas de servicios de alimentos, desde pequeñas fondas hasta franquicias y cadenas de restaurantes, enfrentan un reto mayúsculo para lograr rentabilidad pese al Covid-19.

Sanitizaciones, reparto a domicilio, rediseño de espacios y vigilancia sanitaria en la entrada parecen ser insuficientes para echar a andar los negocios que paró la pandemia y con ello 2.1 millones de empleos que dependen de la actividad.

Hasta la fecha y donde el semáforo de salud lo permite, las pocas cadenas abiertas lucen tristes.

Para Alsea, que opera más de 2 mil 200 restaurantes en México de marcas como Domino’s Pizza, Starbucks, Vips, Burger King, Italianni’s, Chili’s, El Portón, P. F. Chang’s, The Cheesecake Factory, Corazón de Barro y La Casa del Comal, la nueva realidad ha implicado múltiples cambios.

En la rutina diaria está la toma de temperatura a empleados y proveedores, desinfección del calzado, uso cubrebocas y caretas. En cuanto llegan, los empleados deben cambiarse la ropa y se ha eliminado el uso de maquillaje, joyería y barba.

No se usan servilletas de tela, y el lavado de platos, vasos y cubiertos se realiza ya con detergentes a una temperatura de entre 65 y 70 grados centígrados.

Todas estas prácticas serán auditadas y supervisadas continuamente para garantizar su cabal cumplimiento, aseguró Gabriela Tiburcio, directora de Calidad y Desarrollo de Nuevos Productos de Alsea.

Solicitan hoteleros refinanciar deudas con líneas alternas de fondeo

A Ricardo Añorve, CEO de Sonora Grill, que cuenta con 35 unidades en el país, todas las medidas seguidas por Alsea le son totalmente familiares.

Al igual que Alsea, ha apostado por hacer sus menús electrónicos, de tal forma que los clientes los pueden consultar directamente en su celular.

En tanto, las empresas de envíos a domicilio también debieron ajustar sus prácticas.

DidiFood proporciona a los socios restauranteros etiquetas de seguridad y Rappi llamó a los suyos a empacar los alimentos con sellos, como estampas adhesivas o grapas, para garantizar que no ha sido manipulado durante el trayecto.

Franquicias han aprovechado su condición para implementar normas globales en México, como es el caso de McDonald’s.

Félix Ramírez, director de comunicación corporativa de Norteamérica y el Caribe de Arcos Dorados, la franquicia más grande a nivel global y que opera sus restaurantes en México, asegura que las medidas requeridas para prevenir los contagios han generado cambios en preparación y sobre todo empaque.

“Seguimos usando nuestros empaques de cartón para las hamburguesas, pero ahora usamos doble bolsa y hemos añadido más protección a vasos y a todos los alimentos con el fin de que ni nuestros empleados ni los repartidores tengan contacto con los alimentos”, expuso.

La confianza de los comensales hasta ahora se ha demostrado con más pedidos en línea, pero aún es incierto si la presencia en restaurantes regresará.

Te puede interesar: Cae 15% recaudación en aduanas en el semestre