Se desploma en 49% mercado inmobiliario en Quintana Roo

783
Se-desploma-en-49%-mercado-inmobiliario1
  • En Quintana Roo se desplomó 49 por ciento la demanda inmobiliaria comercial  del primer semestre de 2020, afectado por la pandemia del Covid-19.

 

ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- La demanda inmobiliaria comercial en Quintana Roo se desplomó 49 por ciento en este primer semestre de 2020 (a nivel nacional fue de 34 por ciento) afectado por la pandemia del Covid-19; sin embargo, se mantiene en el tercer lugar nacional de precios más altos de casas en venta (plusvalía), con un promedio de cinco millones 400 mil pesos, solo superado por Nuevo León, con seis millones 260 mil pesos y la Ciudad de México con ocho millones de pesos.

De acuerdo con el análisis e informe de este primer semestre de 2020 de la consultora inmobiliaria Lamudi, Quintana Roo subió a nivel nacional en cuanto a precios por venta de departamentos, al segundo lugar, con un promedio de cinco millones de pesos, solo superado por la Ciudad de México con un costo medio de seis millones 600 mil pesos.

Los índices señalan que la demanda de inmuebles para el subsector corporativo e industrial, en Quintana Roo, tuvieron variaciones importantes porcentuales de -32 por ciento y -27 por ciento, respectivamente. El subsector de terrenos tuvo una variación de -5 por ciento.

En las propiedades en venta, la consultora especializada Lamudi explica que hay una clara tendencia en la entidad hacia el segmento de Interés Social con una participación total de 35.64 por ciento;  en segundo lugar está el de Interés Medio, con el 31.13 por ciento; y, en tercer lugar, el Residencial con 21.60 por ciento. Residencial Plus, con 7.35 por ciento y  el Premium con apenas 4.29 por ciento.

En la demanda de renta por segmento, explican que se puede apreciar en Quintana Roo que predomina la participación del segmento Interés Medio con 38.29 por ciento, le sigue el Residencial con 19.20 por ciento; luego el de Interés Social con 17.80 por ciento, el Residencial Plus con 16.81 por ciento y, por último, el Premium con 7.90 por ciento.

Supera Cancún 200 vuelos por primera vez desde marzo

Uno de los datos más interesantes obtenidos en este análisis semestral en tiempos de pandemia, es que los Millenial (de 25 y 35 años de edad) son los que más participación tienen en la búsqueda de vivienda, con 37.72 por ciento; en segundo lugar, la Generación X (35 a 44 años de edad), con 21.58 por ciento; en tercer lugar los Baby Boomers (de 45 a 54 años), con 15.47 por ciento, le sigue la Generación Z (de 18 a 24 años) con 11.66 por ciento. La Generación Tradicionalista (de 55 a 64 años) ocupa el penúltimo lugar con 9.44 por ciento y la Generación Silenciosa (más de 64 años de edad) está al final con 3.32 por ciento.

Por municipio se puede apreciar que la demanda inmobiliaria está concentrada en su mayoría en Benito Juárez, con 43.95 por ciento, y en Solidaridad, con un 35.65 por ciento, mientras que el tercer lugar lo ocupa Tulum con 13.16 por ciento, seguido por Cozumel con 2.28 por ciento y Puerto Morelos 1.74 por ciento.

Lamudi observa que esta región donde se encuentra Quintana Roo capta la mayor parte del turismo internacional y necesita infraestructura, así como cubrir la demanda constante de vivienda tanto de trabajadores al servicio del sector turístico, como de los extranjeros que deciden venir a vivir al país.

En la región sur del país, detalla el análisis de este primer semestre de 2020, predomina la oferta de vivienda horizontal; sin embargo, en Quintana Roo la tendencia es inversa, con 70 por ciento de participación de oferta en vivienda vertical sobre 30 por ciento de vivienda horizontal.

En relación con la evolución de la demanda inmobiliaria por subsector, los consultores de Lamudi subrayan que en general hubo un aumento importante en los últimos seis meses de demanda de subsectores excepto en el corporativo, el cual ha sido el más afectado en estos difíciles tiempos de la pandemia del Covid–19. Este crecimiento, aseguran, fue impulsado principalmente por la preocupación de eficientar los costos y buscar espacios más asequibles mientras que el home office obligatorio sin duda provoca una disminución en la demanda de oficinas.

Los únicos subsectores que aumentaron participación en los últimos seis meses fueron el residencial e industrial, con seis y siete por ciento de variación, respectivamente. La demanda comercial disminuyó -34 por ciento, el corporativo -43 por ciento, mientras que la demanda de terrenos perdió poder en 23 por ciento.

Te puede interesar: Quintana Roo, lugar 14 de contagios de Covid-19 en el País