Cancún, advierten desastre ecológico

787
Cancún, advierten desastre ecológico
  • Investigación de la UNAM, indica que la mala planeación de la zona hotelera de Cancún han provocado la desaparición de la arena blanca cada que hay huracanes.

 

ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- La carencia de un plan de ordenamiento ambiental está llevando a Cancún y su zona hotelera a un desastre ecológico en el que diremos, en pocos años, adiós al azul turquesa del mar y a las playas de arena blanca, advierten los investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Brigitta Ine van Tussenbroek Ribbink y Maribel Osorio García, y de la Universidad del Caribe, José Francisco Domínguez Estrada.

En una exhaustiva investigación publicada recientemente en la revista de la UNAM, El Periplo Sustentable, los investigadores ahondan sobre el ecoturismo en Quintana Roo y analizan varios proyectos comunitarios, pero lamentan que la percepción del destino ya no es tan satisfactoria como lo era en los inicios de Cancún; sin embargo, la ya consolidada Riviera Maya se ha convertido en el polo turístico de mayor crecimiento en Quintana Roo.

En cuanto a los recursos turísticos naturales y culturales, el estudio señala que la zona norte del estado se caracteriza principalmente por sus playas; sin embargo, la mala planeación de la zona hotelera de la ciudad de Cancún que, aunado a los fenómenos meteorológicos, han provocado la desaparición de la arena blanca cada vez que hay huracanes.

La furia de Wilma, cita, fue uno de los fenómenos que más arena alejó de las costas de Cancún y la Riviera Maya, pero ya desde años antes el recurso natural más preciado del Caribe se estaba desmoronando, ya desde 2003, por orden del programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente, científicos cubanos hicieron un minucioso “diagnóstico de los procesos de erosión en las playas arenosas del caribe”.

Se desploma en 49% mercado inmobiliario en Quintana Roo

En ese estudio se descubrió que el desarrollo hotelero en Cancún fue la principal causa de la disminución de arena, pues no hubo un adecuado plan de ordenamiento ambiental. No obstante, los investigadores cubanos aseguraron que la acelerada erosión de las playas del Caribe también se debe a la elevación del nivel del mar, la intensificación de las tormentas tropicales, el déficit en la producción natural de arenas y ajustes tectónicos de la corteza terrestre

El problema, ahora, es que el sargazo ha incentivado a las autoridades a proceder y crear programas de recuperación y limpieza de playas. Brigitta Ine van Tussenbroek Ribbink, investigadora de la Unidad Académica de la Unidad de Sistemas Arrecifales de la UNAM, en el municipio de Puerto Morelos, mencionó que este año, unos mil kilómetros de playas se han visto afectados, incluidas Cancún, Playa del Carmen y Tulum.

Pero, la remoción de sargazo requiere mucho tiempo, es costosa y, para muchos, una manera por efectiva de tratar el problema. “Si no te toman acciones coordinadas para evitar que cantidades masivas de sargazo lleguen a las playas del Caribe mexicano, corremos el riesgo de que las aguas azul turquesa y playas blancas dejen de existir dentro de pocos años”, advierte Tussenbroek Ribbink.

La investigadora explica que las algas liberan ácido sulfúrico que provoca alergias, y algunos microorganismos que viven en ellas también son tóxicos para la piel, y los gases que despide pueden ser dañinos. El sargazo ha provocado la muerte de peces, tortugas, pulpos, tiburones; y las tortugas no pueden llegar a desovar y las crías no pueden llegar al mar.

“Si ya llegó a la playa el sargazo, no se debe usar maquinaria pesada para su desalojo, pues los equipos apisonan más la arena contribuyendo a la erosión. Al colocarlo en sascaberas se contamina el manto freático debido a sus altas concentraciones de fósforo y arsénico”, subraya.

Te puede interesar: Pierden mayas amparo contra Ley Animal en Quintana Roo