Escasean semillas para producir algodón

195
Escasean semillas para producir algodón

 

  • Disminuirá en una tercera parte la producción de algodón debido a la escasez de semillas que ha generado la prohibición de la Semarnat.
RENATA TARRAGONA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO .- La producción de algodón disminuirá en una tercera parte debido a la escasez de semillas que ha generado la prohibición de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) sobre el uso de aquellas genéticamente modificadas, afirmó el Comité Sistema Producto Algodón.

En junio, la Secretaría informó sobre la emisión de los respectivos dictámenes vinculantes negativos para 19 solicitudes de siembra de algodón genéticamente modificado en 2019, basada en el Artículo 66 de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (LBOGM).

El veredicto se dio bajo la determinación de los riesgos por la liberación al ambiente de los cultivos de algodón genéticamente modificado y el presunto surgimiento de plagas secundarias que obligan a frecuentes aplicaciones de insecticidas, pues dicho algodón no tiene efecto en éstas.

Acentúa pandemia de Covid-19 la brecha digital en México

Raúl Treviño, presidente del Comité, señaló que no se ha hecho el proceso por parte de las autoridades para demostrar que las semillas que se siembran están perjudicando al ecosistema, por lo que el sector no cuenta con la comprobación científica que avale la prohibición y tampoco recibió respuesta a la audiencia solicitada para ello.

De un millón 566 mil pacas producidas hace un año, el ciclo 2019-2020 se reducirá a un millón 32 mil pacas, lo cual representará una caída del 30 por ciento en ingresos del sector algodonero.

Coahuila, Chihuahua, Sonora, Durango, Baja California y Tamaulipas concentran la producción de algodón, como cultivo de rotación tras las cosechas de sorgo o maíz, y utilizan semillas que vienen de Estados Unidos, aunque la tecnología de las mismas para su siembra en México ya tiene varios años de uso.

Te puede interesar: Certifican espacios libres de Covid-19