Responsables de explosiones pagarán el precio

317
Responsables de explosiones pagarán el precio

 

  • El daño causado por las explosiones se estima en 3 mil millones de dólares. Alrededor de 300 mil personas perdieron su hogar.

STAFF / LUCES DEL SIGLO

BEIRUT, LÍB.- El gobierno libanés decretó este miércoles el estado de emergencia durante dos semanas en Beirut y pidió al ejército que ponga en arresto domiciliario a los responsables de almacenar 2 mil 700 toneladas de nitrato de amonio que el martes provocó dos explosiones que devastaron el puerto de la capital del país.

Manal Abdel Samad, ministra de información de Líbano, dijo que el gobierno “pide al liderazgo militar que imponga arresto domiciliario a los que organizaron el almacenamiento del nitrato de amonio en el puerto de Beirut, donde se produjo la explosión”.

Por su parte, el primer ministro, Hassan Diab, advirtió que los responsables de la tragedia que dejó al menos 115 muertos y más de 4 mil heridos, van a sentir todo el rigor de la justicia.

“Esta catástrofe no pasará sin responsabilidades, los responsables van a pagar el precio”, sentenció Diab.

“Esta es una catástrofe nacional, este es un desastre para el Líbano. Un desastre parecido a Hiroshima y Nagasaki”, añadió.

De acuerdo con agencias internacionales y medios locales, estas palabras fueron expresadas en un breve discurso televisado en aquel país.

“Esta es una promesa a los mártires y a los heridos. Se harán públicos los hechos respecto al peligroso almacén que existía desde 2014”.

‘Todo está destruido’, narra mexicano en Beirut

Mientras tanto, el Ejército fue movilizado y se habilitaron algunas instalaciones como hospitales; además se instalaron refugios para quienes se vieron desplazados por las explosiones.

“Es una catástrofe en todos los sentidos. Los hospitales de la capital están todos llenos de heridos”, declaró el ministro de Sanidad de Líbano, Hamad Hassan, quien pidió el traslado de otros lesionados a centros hospitalarios fuera de la capital.

“En mi vida no he visto destrucción a esta escala, señaló el gobernador de Beirut, Philip Boulos, al referirse a las dos explosiones.

El daño causado por las explosiones se estima en 3 mil millones de dólares. Alrededor de 300 mil personas perdieron su hogar.

En un principio se difundió la idea de que las explosiones fueron provocadas por los fuegos artificiales, lo cual fue después descartado por el director de Seguridad Ciudadana, aunque todavía no existe un pronunciamiento oficial sobre los hechos.

El director general de Aduanas de Líbano, Badri Daher, se refirió a “toneladas de nitrato” de amonio como el motivo de las explosiones.

También existía la sospecha de que las explosiones surgieron en momentos en que un tribunal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) está por dictar sentencia de muerte a los involucrados en el asesinado del exprimer ministro del país, Rafik Hariri, ocurrido en 2005 a causa de un coche bomba.

El nitrato de amonio es una sustancia salina soluble en agua. Contiene grandes cantidades de nitrógeno, lo cual lo vuelve explosivo. Fue usado en municiones durante la Segunda Guerra Mundial, pero después se mermó su uso, hasta la década de los 80 y 90 cuando fue utilizado por el grupo terrorista Hezbolá para perpetrar atentados.

Te puede interesar: Estallaron en Beirut 2 mil 700 toneladas de nitrato de amonio