Revierte policía de BJ despido injustificado

145
Revierte policía de BJ despido injustificado

 

  • Policía municipal demostró que las autoridades cometieron diversas irregularidades e incurrieron en inconsistencias en el proceso.

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Un policía municipal doblegó en tribunales a la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez, que pretendía separarlo del cargo por supuestamente no haber aprobado los exámenes de control y confianza.

El uniformado demostró que al calificarlo como “No aprobado”, las autoridades cometieron diversas irregularidades e incurrieron en inconsistencias para sustentar la ejecución del procedimiento disciplinario de cese.

Ramón Escamilla es elemento quejoso en este asunto y supuestamente no aprobó las evaluaciones de poligrafía, psicología e investigación socioeconómica, aplicadas el 3 de septiembre de 2018.

El afectado impugnó, con éxito, la decisión de la Comisión del Servicio de Carrera, Honor y Justicia de la policía de Cancún, ya que las pruebas presentadas en su contra no acreditaron jurídicamente que ameritara su cese de la corporación.

Mediante un amparo que interpuso ante el Juez Séptimo de Distrito de Quintana Roo (24 de julio de 2019), se corroboró que los resultados de las pruebas se enviaron al ex alcalde Remberto Estrada, tres semanas antes de dejar el cargo, y esa laguna en el tiempo sirvió de punto de partida para iniciar el procedimiento administrativo contra el ex agente en la actual gestión municipal.

Avalancha de amparos por tributos excesivos

El juez encontró que en el documento que notifica el despido, “no se hace mención de cuáles son los exámenes no acreditados ni las razones por las cuales el quejoso obtuvo ese resultado”.

También desvirtuó la acusación que se hizo contra el policía afectado, en el sentido de que servía a intereses de los carteles del narcotráfico y delincuencia organizada.

La autoridad policiaca acusó al policía de tener presuntos indicadores de riesgo en el área de drogas ilegales y vínculos con la delincuencia organizada, a través de su hermana, recluida en el Centro de Reinserción Social de Chetumal, Quintana Roo, por delitos contra la salud en materia de enervantes y psicotrópicos.

Sin embargo, de todas las pruebas aportadas por la Comisión del Servicio de Carrera, Honor y Justicia, únicamente descubrió que el agente no concluyó la educación media superior, como lo había consignado cuando se le contrató.

Te puede interesar: Nace Policía de Reacción Covid-19 en Cancún