Aumenta porcentaje de deserción en las universidades

149
deserción

 

  • Problemas económicos derivados de la pandemia del Covid-19 provocan la deserción de jóvenes de sus estudios universitarios.

ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- Directivos y profesores del sistema de educación en Quintana Roo reportaron que entre el 16 y 30 por ciento de sus estudiantes perdieron contacto con las universidades públicas de la entidad durante esta etapa de confinamiento en casa y clases digitales a distancia, y calculan una deserción en ese rango para el próximo regreso a clases debido a las complicaciones económicas de las familias a causa del Covid-19.

Es decir, explica Xóchitl Carmona Bareño, directora del Instituto Tecnológico de Cancún (ITC), en un estudio de la organización “Otras Voces en la Educación”, esta cifra se basa en que varios docentes reportaron tal situación, por lo cual se inició una búsqueda a través de los jefes de grupo para tener más certeza.

De acuerdo con esta investigación, y según el Informe de Monitoreo Global de Educación 2020 (GEM) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), publicado hace un mes, hasta 40 por ciento de los países de ingresos bajos y medios no han estado en condiciones de sostener la educación del alumnado en forma digital durante el cierre temporal de las escuelas.

De esta manera, de acuerdo a las primeras estimaciones para el inicio del siguiente ciclo escolar habrá una deserción de alumnos mayor al 30 por ciento, sobre todo en el nivel superior de educación pública, y muy similar en nivel básico, que al parecer está colapsándose por la situación económica precaria que ha dejado el impacto de la pandemia del Covid-19.

Supervisan refugios anticiclónicos

Cabe mencionar que el Instituto Tecnológico de Cancún no ha sido el único en detectar la disminución de alumnos: en la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo (UIMQRoo), ubicada en la zona maya, se tuvieron varios casos de estudiantes que cuando empezó la cuarentena ya no pudieron establecer comunicación con sus docentes por falta de elementos tecnológicos y conexión de Internet en sus comunidades.

Los números dejan ver que la educación está amenazada por la precariedad de la vida. Las clases en línea, lejos de ser una opción de educación inclusiva para todo el conjunto de estudiantes, se han vuelto una oportunidad destinada sólo para quienes puedan costearla, resume el estudio.

Esto es una realidad, ya que según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2019, el 23.4 por ciento de la población en zonas urbanas carece de Internet, porcentaje que se eleva a 52.3 por ciento en las zonas rurales. Otra cifra interesante es la que apunta que de toda la población mexicana sólo el 44.3 por ciento cuenta con una computadora para uso personal.

Los números son coincidentes con las cifras ofrecidas en la Conferencia de Prensa de Palacio Nacional, en la que se informó que 10 por ciento de los alumnos de preescolar, primaria y secundaria en el país, es decir, 2 millones y medios de alumnos, abandonaron sus estudios en el ciclo escolar 2019-2020 debido a la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, según las cifras proporcionadas por el subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro Bórquez, en el nivel superior —donde estudian poco más de 4 millones 538 mil jóvenes— la deserción fue de ocho por ciento, muy por abajo de la deserción que esperan en Quintana Roo.

Te puede interesar: Supervisan refugios anticiclónicos