Presenta Derechos Humanos guía para trato incluyente

160
Presenta Derechos Humanos guía para trato incluyente

 

La “Guía para el trato adecuado a personas con discapacidad” surge de los trabajos de monitoreo sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- La Comisión de los Derechos Humanos del estado de Quintana Roo presentó la “Guía para el trato adecuado a personas con discapacidad”, con la intención de promover la igualdad y sensibilizar el respeto a la diversidad humana y la no discriminación.

Este documento surge derivado de los trabajos del Mecanismo de Monitoreo de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad —en el que participan asociaciones civiles)— que tiene la Comisión, donde se expone que la marginación y discriminación que sufren las personas con discapacidad se refleja en el trato recibido.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación de 2017, el 58.3 por ciento de las personas con discapacidad han sufrido rechazo o exclusión, las hicieron sentir mal o miraron de manera incómoda, e incluso recibieron insultos, burlas, amenazas o jaloneos.

La guía, además de fomentar el lenguaje incluyente, explicando la terminología adecuada sobre los tipos de discapacidad, contiene pautas básicas para la interacción diversa de personas con discapacidad.

Contará con más recursos la búsqueda de personas

“Sensibilizar en el respeto a la diversidad humana y la no discriminación, lo que conlleva a incluir la diversidad, reconocer en una persona, su valor, el aceptarla como es, con sus características y particularidades, por lo tanto, las personas con discapacidad no son diferentes, tampoco son personas ‘anormales’, son como tú y yo”, expuso el ombudsman estatal, Marco Antonio Tóh Euán.

En ese sentido algunos de los consejos que se encuentran en la guía son evitar actitudes que demuestren lástima o sobreprotección; preguntar si requiere ayuda una persona antes de empujar su silla de ruedas, tomar las muletas o bastones.

No gritar ni apresurar ni ejercer presión en personas con discapacidad psicosocial, pues estas actitudes podrían detonar una crisis; tampoco alimentar ni acariciar ni gritar al perro guía de las personas con discapacidad visual.

Te puede interesar: El foco está en deserción escolar de niños y adolescentes