Fabrica palma sintética; busca capitalizar negocio

188
palma sintética

 

  • Arturo Tamayo Sánchez lleva más de tres años experimentando con materiales mexicanos para fabricar palma sintética.
ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- CANCÚN, Q. ROO.- Arturo Tamayo Sánchez lleva más de tres años experimentando con materiales mexicanos para fabricar palma sintética con la cual construir palapas de gran calidad, y ya lo logró a fuerza de voluntad, estudios y esmero.

Orgulloso, asegura que son mejores que las fabricadas en Canadá, Estados Unidos, Guatemala y China, por muchas razones, pero ahora está en búsqueda de un socio capitalista para crecer el negocio y atender un enorme y vasto mercado del estado, y del país.

Vive en Playa del Carmen y este año reunió una serie de materiales surtidos por Petróleos Mexicanos (Pemex) para producir un material de tan alto nivel que tiene una vida de 40 años con un costo casi similar a la palma natural, cuando el uso de esta última también representa un daño ecológico y tiene una durabilidad efectiva de cuatro años si es que no se incendia antes.

Entre los atributos y ventajas que tiene la palma sintética de Arturo Tamayo, quien ya constituyó la razón social Grupo Palmaderas México SA de CV, destaca que es cien por ciento ecológica, altamente impermeable, no propaga el fuego, contiene aditivos anti UV contra efectos solares, garantía de 20 años y vida útil de 40 años, garantizada también contra desgarres por vientos de huracanes categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, es inmune a plagas y fauna nociva y, además, no requiere mantenimiento.

Es un apasionado del producto. Ha hecho una exhaustiva investigación del mercado, se ha asesorado con expertos y ha realizado pruebas reales. Es concluyente: “por más esfuerzos que hagan los fabricantes extranjeros nunca podrán competir con nuestros precios y calidad, porque los costos de fletes, representantes, vendedores, maniobras de carga y descarga, aduana, etcétera, los obligan a casi triplicar precios”.

Eso, con respecto a la competencia de fabricantes. Sin embargo, explica, la razón para usar palma sintética en vez de la natural, pues ésta se incendia con asombrosa facilidad, hasta con una colilla de cigarro o chispas o desechos de los fuegos pirotécnicos, que es lo más común. Y hay que considerar los efectos en la ecología regional por la sobreexplotación de los recursos naturales.

Quiere que su producto se conozca y a quien se interese de una vez le dice que “es una garantía de negocio por muchas razones”. Pone a disposición el número telefónico 999 233 5384 para la persona que quiera contactarlo.

Cuenta con balances, estimaciones, gastos, precios de la maquinaria, costo de materias primas, equipos especiales, desarrollo a dos, tres y cuatro meses. El costo no rebasa los tres millones de pesos.

Además, asegura un retorno de inversión casi inmediato. “Soy un mexicano que creo en mi país, en mi gente, en que somos trabajadores y que si nos unimos podemos lograr estos proyectos que crean empleo, fomentan la inversión, la investigación, la existencia de socios que obtienen excelentes ganancias y la satisfacción de emprender un negocio seguro”.

Te puede interesar: Dan en opacidad 99.5 millones de pesos a Siresol