Arman chinos megafiesta en Wuhan, cuna del Covid

345
Wuhan

 

  • Miles de jóvenes chinos se reunieron en el ‘Maya Beach Water Park’, en Wuhan, China, para una megafiesta de música electrónica.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

WUHAN, CHI.- Justo en la cuna del Covid-19, de donde se sabe se originó la pandemia que tiene al mundo de cabeza, el fin de semana hubo una megafiesta de música electrónica a la que acudieron miles de chinos sin ningún tipo de cuidado sanitario.

Tras haber sido sometida a una estricta cuarentena de 76 días entre enero y abril, siendo la primera ciudad en que se aplicaban estas medidas por el Covid-19, la metrópolis de Wuhan fue levantando progresivamente las restricciones y volvió a la normalidad.

El “Maya Beach Water Park” se llenó de gente y miles de personas bailaron apretujadas al ritmo de la música electrónica, sin utilizar cubrebocas. Muchos de ellos se metieron a las albercas del parque sin mantener distancia social.

El parque acuático volvió a abrir sus puertas en junio y tiene su capacidad limitada al 50 por ciento, según la prensa local, pero redujo el precio de sus entradas a la mitad para las mujeres.

Difunden video de sobornos de Lozoya al Senado

Las imágenes de la megafiesta difundidas por la Agencia Francesa de Prensa (AFP) desataron una oleada de críticas a través de redes sociales, en un momento en que la pandemia ha contagiado a casi 22 millones de personas en el mundo y el balance de decesos ronda los 800 mil.

“¡Es así que provocaremos una segunda o una tercera ola epidémica! Qué listos…”, criticaba un usuario de Twitter.

Aunque el virus surgió en China, este país logró controlar la pandemia y ahora sólo cuenta con algunos brotes de nuevos casos en limitadas regiones, según los últimos datos oficiales.

Muchos chinos continúan limitando sus desplazamientos y llevan cubrebocas en espacios públicos, pero la municipalidad de Wuhan intenta reimpulsar su economía, muy afectada por los efectos de la epidemia a principios de año.

En la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, no se han reportado nuevos casos desde mayo y sus autoridades ofrecen entradas gratuitas para 400 lugares turísticos.

Abandonan en Wuhan la mascarilla

En el corazón de China, Wuhan fue la primera del planeta en estar en cuarentena. Pero seis meses después, los habitantes disfrutan el regreso a una vida normal, a tal punto que muchos de ellos no dudan en dejar a un lado las medidas preventivas.

La metrópolis de 11 millones de habitantes vivió un duro encierro de 76 días, finalmente levantado a comienzos de abril. Pero con la reducción de la enfermedad en prácticamente todo el país, el movimiento se ha adueñado de las calles.

Miles de habitantes de Wuhan hacen fila todas las mañanas frente a locales que venden desayunos. Una escena que contrasta con la multitud que acudía en masa a los hospitales de la ciudad durante el invierno, angustiados por el coronavirus.

Mientras que el cubrebocas es obligatorio en Berlín (Alemania) y en París (Francia), en Wuhan el objeto símbolo de la pandemia, así como los trajes completos y los anteojos de seguridad dejan su lugar a las sombrillas y los anteojos de sol. Estos últimos días las temperaturas alcanzaron los 34 grados centígrados.

Los turistas volvieron, y sonrientes se fotografían frente a la Torre de la Grulla Amarilla, uno de los monumentos emblemáticos de Wuhan, con sus artesanías rojas y naranjas.

“Ahora, disfruto de cada día como si fuera el último”, comenta una habitante de Wuhan. “No tengo ganas de preocuparme mucho”.

Te puede interesar: Difunden video de sobornos de Lozoya al Senado