Llega medicina para cáncer, pero la guardan en almacén

267

 

  • La salud de Maribel empeoró ayer. Amaneció en agua fría y en la tarde otra vez estuvo en la regadera.

ARCELIA BECERRA / ESPECIAL

LEÓN, GTO.- La salud de Maribel empeoró ayer. Amaneció en agua fría y en la tarde otra vez estuvo en la regadera.

Fue lo único que pudo hacer su tía María cuando la niña de 13 años empezó a “desvariar” con la fiebre.

En todo el día solo comió un pedazo de pan y la mitad de un plátano. María le insistía que probara la carne de res en jitomate, el fideo o por lo menos un poco de leche.

Maribel cumplió 24 días sin iniciar su tratamiento “urgente” de quimioterapia.

Lo único que ayer llamó su atención fue que la doctora Norma Ericka Alatoma entrara al cuarto a avisar: “Llegó la medicina, ya me dijeron, pero está en el almacén… a ver si mañana la traen”.

La Idarrubicina y el Dexrazoxane, indispensables para salvar la vida de Maribel, apenas los compró ayer el Seguro Social, pero llegaron al almacén y todavía faltan trámites para “liberarlos”.

Hace 24 días, Maribel fue diagnosticada con leucemia linfoblástica aguda. El especialista ordenó “abordar” urgentemente por la gravedad de la pequeña, pero la falta de dos medicamentos que no llegan, no ha permitido que inicie su tratamiento.

Alatoma, responsable de atender a niños y adolescentes con cáncer registrados en la clínica 48 del Seguro Social, ayer repetía una y otra vez, en voz alta, que nada puede hacer por los niños si no le mandan medicinas.

Hubo niños que no recibieron la quimioterapia por falta de Vincristina y L Asparaginasa.

Wendy, mamá de uno de los pequeños, ofreció una dosis de Vincristina para otro enfermo hospitalizado.La Vincristina cuesta en promedio 600 pesos, y la L Asparaginasa mil 500 pesos.