Usuarios conviven con 50 mil bacterias en el Metro

144
Metro

 

  • Más de 50 mil tipos de bacterias se encuentran en Metro de la CDMX, pero no representan un riesgo sanitario grave, reveló estudio de UAM.
ABEL VÁZQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Más de 50 mil tipos de bacterias se encuentran en el Metro de la Ciudad de México, de acuerdo con un estudio de la UAM Cuajimalpa.

Desde 2016, los investigadores han realizado monitoreos en las 12 líneas del Sistema de Transporte Colectivo (STC) para determinar las variedades de bacterias que circulan en las instalaciones.

Los usuarios del Metro conviven con estos microorganismo cuando viajan en este medio de transporte, por lo que cada persona tiene muchos de ellos en su cuerpo, explica Mariana Peimbert Torres, jefa del Departamento de Ciencias Naturales de la UAM Cuajimalpa.

“Somos un saco lleno de microbios”, asegura en un comunicado.

Cierran parcialmente puertos del Pacífico por Genevieve

La investigación, publicada en la revista científica “Scientific Reports”, indica que se encontraron 50 mil 174 variedades de bacterias.

Los microorganismos encontrados en el Metro no representan un riesgo sanitario grave, pero Peimbert recomienda a los usuarios cumplir con los lineamientos de las autoridades de salud en el contexto de la nueva normalidad derivada de la pandemia del Covid-19.

Los seres humanos conviven todos los días con las bacterias, precisa la bióloga egresada de la UNAM.

“Sin ellas no podríamos comer muchas cosas y estaríamos indefensos ante una gran cantidad de padecimientos, por lo que al vivir con ellas son parte de nosotros”, destaca.

Los investigadores estudiaron 24 de las 195 estaciones del Metro, incluidas las de mayor afluencia, las terminales y algunas de las correspondencias catalogadas entre las más conflictivas en horas pico.

El 99 por ciento de las bacterias pertenecen a 420 géneros que se observaron en todo el sistema, lo que quiere decir que sólo uno por ciento de estos microorganismos es distinto en cada lugar.

En otros países, los sistemas de transporte están muy zonificados, por lo que se encuentran diferencias de microorganismos entre estaciones y líneas.

La mayoría de las bacterias identificadas en el Metro de la Ciudad de México viven en la piel y no se encontraron enterobacterias, las que se hospedan en el intestino.

Algunas son patógenas, como la salmonela, pero ninguna pone en peligro a los usuarios, aunque sí podrían ocasionar enfermedades a los usuarios lesionados o que hayan tenido una cirugía.

En el contexto del Covid-19, persisten dos fuentes de contagio en el Metro: superficies y aerosoles que se emiten al estornudar, hablar, gritar y respirar.

Las personas suelen tocarse la nariz, boca y ojos. Una forma frecuente de infección es tocar superficies contaminadas y después el rostro, por lo que la UAM sugiere evitar tocarse la cara, usar gel desinfectante y lavarse las manos al llegar a cualquier destino.

“El cubrebocas ayuda porque limita la dispersión y la posibilidad de contagiar a otros en caso de estar enfermo”, afirma Peimbert.

Si se coloca debajo de la nariz o se levanta para rascar la boca o nariz no funciona, advierte.

También recomienda no ingerir alimentos ni bebidas dentro de las instalaciones del Metro ni sentarse en los andenes ni vagones.

Te puede interesar: Cierran parcialmente puertos del Pacífico por Genevieve