Construyó Higa casa de transas de Peña Nieto

349
Peña Nieto

 

  • Grupo Higa construyó casa donde José Antero, ex jefe de Unidad de Apoyo con EPN, llevaba maletas con dinero en efectivo, según Lozoya.
ABEL BARAJAS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El Grupo Higa construyó una casa en el Estado de México a donde llevaban maletas llenas de billetes de Peña Nieto, según refiere Emilio Lozoya en su declaración ante la FGR.

El ex director de Pemex señala a José Antero Rodarte, ex jefe de la Unidad de Apoyo a la Presidencia de la República, como el hombre que manejaba el “dinero en efectivo” del Presidente Enrique Peña Nieto.

Refiere que Rodarte llevaba maletas llenas de billetes a dicha casa que pretendían convertir en un “Museo del Presidente” cuando Peña Nieto concluyera su sexenio.

Implica Lozoya… a dos muertos

Rodarte era parte del primer círculo del ex Mandatario, ya había sido Jefe de la Unidad de Apoyo a la Administración General de la Secretaría de Finanzas del Estado de México, cuando Peña fue Gobernador.

Antes, fue director de Recursos Materiales de la Secretaría de Administración estatal, en la Administración de Arturo Montiel.

En noviembre de 2013, la Presidencia de la República difundió una imagen en la que Peña festeja junto con su esposa y seis funcionarios un gol de la Selección Mexicana a Nueva Zelanda, en las eliminatorias para el Mundial de Futbol de Brasil. Rodarte es uno de los que grita la anotación.

Lozoya lo menciona en su denuncia, con relación al “Museo del Presidente”, donde pensaban exhibir una galería de imágenes de Peña a lo largo de su mandato, entre otros materiales.

El fotógrafo lo pagaba Pemex, por pedido del secretario técnico del Gabinete, Roberto Padilla Domínguez. Lozoya dice que sus honorarios eran entre 2 y 3 millones de pesos mensuales.

“Antero Rodarte, quien manejaba el dinero en efectivo del Presidente, me preguntó: ‘cómo iba el contrato del fotógrafo’, pues Juan Armando Hinojosa, de Grupo Higa, ya había iniciado la construcción de la casa y el museo”.

“A finales de 2015, durante un evento con Enrique Peña Nieto, Antero Rodarte me comentó que la casa y el museo estaban concluidos y que ahí se colocarían los regalos, reconocimientos y el historial del Presidente, pero que por ese entonces sólo él y Padilla Domínguez conocían la ubicación del inmueble”, relata.

El ahora procesado por lavado de dinero nunca estuvo en el inmueble. La última mención que hace del museo, es también por una conversión que tuvo con Rodarte, por quien se enteró que el proyecto había sido cancelado.

“Es el caso que, en el marco de una cena en Los Pinos y encontrándose en estado de ebriedad, (Rodarte) me dijo que: ‘estaba hasta la madre de lo poco que le pagaban, en comparación con las maletas llenas de fajos de billetes que él tenía que resguardar en la bodega del ‘Museo de Peña'”, señala.

Te puede interesar: Implica Lozoya… a dos muertos