Donald Trump bajo la sombra del coronavirus

92
Hace sombra el coronavirus a Donald Trump
  • El virus parece haber cambiado el rumbo de la campaña de Donald Trump, despojándolo de su argumento más potente para la reelección, una economía fuerte.

STAFF / AGENCIA REFORMA

WASHINGTON, EU.- El manejo de Donald Trump a la crisis del coronavirus está demostrando ser una carga para su campaña en busca de la reelección; que podría tomar forma tras su confirmación oficial como candidato republicano en la Convención Nacional que inició este lunes.

Con encendidas declaraciones en Twitter que incluso han cambiado el rumbo de la política exterior de Estados Unidos, Trump ha redefinido la forma de gobernar.

La noche del 11 de marzo, cuando la Organización Mundial de la Salud declaró oficialmente la pandemia por Covid-19, la Presidencia de Trump cambiaría para siempre.

“El virus no tendrá ninguna posibilidad contra nosotros’”, señaló a los estadounidenses esa noche.

Trump es cruel, mentiroso y sin principios, dice su hermana

Cinco meses después, el coronavirus ha matado a más de 176 mil estadounidenses y ha dejado a decenas de millones sin empleo.

El coronavirus podría derrotar a Trump

El jueves, en una ceremonia en la Casa Blanca, deberá tratar de convencer a un electorado que ha desaprobado en gran medida su manejo de la pandemia.

“El futuro de nuestro país y de hecho nuestra civilización está en juego el 3 de noviembre”, hace unos días.

El virus parece haber cambiado el rumbo de la campaña de Trump, despojándolo de su argumento más potente para la reelección —una economía fuerte— y de los lugares desde los cuales ensalzarla.

“Históricamente, el poder de la demagogia disminuye cuando los eventos sísmicos sobrepasan el momento existente”, afirmó el historiador presidencial Jon Meacham.

“Pearl Harbor aplastó el lema de ‘Estados Unidos Primero’. La pandemia puede haber sido el cambio sísmico, el desafío mental que termine con el atractivo de Trump más allá de su base principal de votantes”.

La investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 siguió a Trump durante sus primeros dos años en el cargo. Al final, el fiscal especial Robert Mueller no pudo concluir que hubiera conspirado con Moscú para interferir en los comicios; tampoco exoneró al presidente de posibles cargos de obstrucción de la justicia.

Luego entró en otro escándalo tras saberse que pidió ayuda a Ucrania para investigar a Joe Biden, su entonces posible rival en las presidenciales de noviembre. El hecho le valió un juicio político del que finalmente fue absuelto en el Senado, controlado por los republicanos, a principios de febrero.

Aunque también logró sobrevivir a esa batalla judicial, en esos mismos días, las primeras muertes por Covid-19 comenzaban a acumularse en Estados Unidos. Ahora, los demócratas han tomado esa bandera para tratar de arrebatarle la Casa Blanca.

Te puede interesar: Trump es cruel, mentiroso y sin principios, dice su hermana