Arrecian disturbios por ataque policial contra afroestadounidense

133
afroestadounidense

 

  • Kenosha, Wisconsin, vive días violentos luego de que un policía blanco baleara por la espalda a un ciudadano afroestadounidense.

STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Personas enardecidas nuevamente vandalizaron locales, quemaron autos y saquearon negocios a manera de protesta en Kenosha, Wisconsin, Estados Unidos, por el afroestadounidense Jacob Blake, quien recibió siete impactos de bala de un policía blanco.

De acuerdo con reportes, gente prendió fuego a autos y edificios, rompió cristales de vehículos en un local y saqueó negocios.

Al menos 125 elementos de la Guardia Nacional fueron desplegados por el gobernador, el demócrata Tony Evers, quien condenó lo que ocurrió a Blake, de acuerdo con medios locales.

Indígenas, los olvidados en la pandemia de Covid

Los elementos fueron desplegados en edificios del gobierno para resguardarlos. En algunos puntos de la ciudad se registraron enfrentamientos entre oficiales y manifestantes. Algunos de los ciudadanos que protestaron coreaban “esto no es una protesta, es una revolución”.

Los disturbios en la ciudad de Kenosha comenzaron luego que se diera a conocer que el afroestadounidense Jacob Blake fuera baleado en siete ocasiones por un policía blanco, sin que se esclarezcan aún las razones de la agresión.

En las imágenes se puede ver al hombre con una camisa blanca y pantalones cortos negros caminando hacia una camioneta gris, seguido por dos policías armados.

Cuando el hombre abre la puerta para entrar, un oficial lo agarra por la camisa para inmovilizarlo y luego parece dispararle en la espalda a quemarropa.

Blake se reporta en estado grave en el hospital. La Justicia de Wisconsin inició una investigación del incidente. Los policías involucrados fueron puestos bajo licencia administrativa.

La Policía informó que el tiroteo “que involucró a un oficial” ocurrió al responder a un incidente doméstico, alrededor de las 17:11 horas del domingo

Poco después de que entrara en vigor el toque de queda fijado entre las 20:00 horas del lunes y las 07:00 horas del martes, agentes de la Policía local equipados con trajes antidisturbios usaron gases lacrimógenos contra los manifestantes, de acuerdo con AFP.

Los policías respondían al lanzamiento de botellas de agua y de fuegos artificiales por parte de los manifestantes. Horas antes, cientos de personas gritaban a la cara de los agentes de Policía “¡sin justicia no hay paz!” y “di su nombre — Jacob Blake”.

Te puede interesar: Indígenas, los olvidados en la pandemia de Covid