Indígenas, los olvidados en la pandemia de Covid

195
Indígenas

 

  • Pueblos originarios en países sudamericanos están en una situación de especial fragilidad ante el Covid-19 por falta de insumos médicos.
STAFF  / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En Sudamérica, las poblaciones indígenas han quedado vulnerables ante la pandemia de Covid-19 a causa del abandono institucional.

Desde los picos nevados de Perú hasta las densas selvas amazónicas de Brasil, las comunidades indígenas en América del Sur, ancestrales poblaciones que han sido sometidas a brechas sociales, discriminación y carencia de oportunidades, han sido golpeadas por la pandemia, cuyo alcance ha ido más allá del coronavirus y ha puesto nuevamente en evidencia la falta de inclusión, así como de políticas públicas y de asistencia gubernamental.

Para muchos pueblos originarios, como los korubo, los yine, los kayapo mekragnotire y los wakuénai kurripako, la llegada de la cepa infecciosa —que hasta el momento ha cobrado la vida de más de 800 mil personas en todo el mundo— los ha colocado en una situación de especial fragilidad debido a factores como la falta de insumos médicos, la larga distancia para llegar a clínicas urbanas, la poca información sobre el virus y la imposibilidad de implementar medidas como el distanciamiento social al interior de sus aldeas.

Golpea Covid más a turismo en países subdesarrollados

De acuerdo con la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), más de 20 millones de indígenas, repartidos en alrededor de 420 etnias, han sido objeto de marginación por parte de las cúpulas de poder de los países sudamericanos, situación que ha complicado el escenario de estas personas de cara al avance de la enfermedad pandémica.

En Brasil, Ecuador, Perú, Colombia y Paraguay, entre otros, las historias de los nativos en el contexto de la pandemia han mostrado un escenario de desigualdad y vulnerabilidad.

Las naciones sudamericanas con mayor presencia de pobladores originarios son Bolivia y Perú, con 6 millones cada uno; seguidos de Chile, con 2.2 millones; Colombia, con 1.9 millones; Argentina con 955 mil; y Brasil con 900 mil.

Paraguay, país donde la población total de nativos —conforme a los datos del Censo Nacional de Población y Vivienda Indígena de 2012— ronda en los 117 mil 150, fue uno de los primeros territorios sudamericanos en donde se reportaron problemas en relación con las comunidades autóctonas y su situación ante la pandemia.

El avance de la pandemia de Covid-19 en Brasil ha dejado, hasta el momento, más de 114 mil defunciones y 3.5 millones de contagios. Para el 18 de mayo, la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) —instancia cuya información es alimentada mediante el Ministerio de Salud y reportes de líderes locales— notificó que al menos 88 nativos habían perdido la vida debido al coronavirus en la Amazonia.

Los mandos sanitarios brasileños explicaron que la cifra de indígenas muertos a causa de Covid-19 podía ser mucho mayor debido a que los hospitales no utilizan los nombres de los pacientes indígenas al momento de su ingreso.

El avance del virus ha sido para las aisladas y remotas poblaciones de América del Sur, así como para otros sectores poblacionales vulnerables, un nuevo embate a su supervivencia.

Te puede interesar: Golpea Covid más a turismo en países subdesarrollados