‘Chamaqueó’ Mara Lezama a titular de la UIF

644
Mara Lezama

 

  • ‘Pidió’ Hugo Alday a su primo Santiago Nieto proteger a alcaldesa Mara Lezama ante denuncias de enriquecimiento ilícito.
ÉDGAR FÉLIX / EMILIANO GALLO

CANCÚN, Q. ROO.- En este bello destino turístico donde Jorge Emilio González Martínez, alias el “Niño Verde”, aportó al diccionario político nacional el verbo “chamaquear”, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, probó una sopa de ese mismo chocolate, cortesía de Mara Lezama.

El pasado martes 18, el titular de la UIF salió a “desmentir” la revelación de Luces del Siglo sobre dos denuncias que, hasta ahora, enfrenta la alcaldesa Mara Lezama Espinosa ante esta dependencia, e incluso el funcionario federal descalificó la información llamándola “fake news”.

Pero en la conferencia mañanera del miércoles 19, el presidente Andrés Manuel López Obrador le encomendó a Santiago Nieto tomar nota de lo que en ese momento estaba denunciando el reportero Rodolfo Montes, sobre el meteórico crecimiento de capital de la empresa Inmobiliaria Cumpal, que de constituirse en 2016 con sólo 60 mil pesos, en los tres años siguientes —uno de ellos ya en el poder— creció su capital comercial a casi 70 millones de pesos.

Emplazan a Siresol y Ayuntamiento de Benito Juárez

En el equipo de asesores de la alcaldesa tuvieron la gran idea de pedir al secretario Técnico Municipal, Hugo Alday Nieto, llamar a su primo Santiago Nieto para que desmintiera la información sobre denuncias presentadas ante la UIF en contra de la alcaldesa. El funcionario federal se prestó al juego y salió chamaqueado.

“Yo creo que a Santiago Nieto lo chamaquearon su primo y la alcaldesa Mara Lezama, en un intento desesperado por salir a flote de las críticas a su inexplicable prosperidad económica desde 2016 en que incursionó a la política a través de Morena, donde la filosofía es el combate implacable contra la corrupción”, truena Rafael Rodríguez López, presidente del Movimiento Nacional por la Seguridad y Justicia AC, una de las organizaciones que promovió dos de las cuatro denuncias (un par ante UIF y dos en la Seido) para que se investigue su riqueza.    

Con documentos en mano, muestra que desde el 24 de junio pasado la UIF quedó notificada de la denuncia promovida por su organización. Se trata de la carátula de denuncia con el sello oficial de recibido a las 12:49 del 24 de junio de 2020, dirigida directamente al titular de la UIF, quien resultó chamaqueado.

Sin embargo, teme que el exabrupto del funcionario federal sea un signo de que no se esté haciendo nada de la investigación a pesar de que se presentaron pruebas documentales, imágenes, videos, sobre los inmuebles adquiridos, material que les simplifica la labor a las autoridades presuntamente encargadas de investigar y combatir los actos de corrupción de funcionarios públicos.

Mara Lezama

“La opulencia mediante recursos opacos con que vive la alcaldesa Hermelinda Lezama Espinosa y su familia ha sido indignante. Denunciamos ante la UIF y la Seido a la presidenta de Benito Juárez porque todos los días veo mucha hambre alrededor mientras año tras año surge una clase política enriquecida y corrupta”, sostiene.

Ante las descalificaciones de que son una organización “patito”, responde que ésta fue fundada con representación en ochos estados de la República y en Estados Unidos desde el 27 de julio de 2017, para abanderar varias causas justas entre las que van desde capacitación a policías y elementos de seguridad, hasta movimientos sociales en pro de la ecología, de la mejoría de servicios urbanos, “y ahora contra la corrupción como nos lo ha pedido el presidente Andrés Manuel López Obrador”, añade el activista.

Rafael Rodríguez sabe de qué habla. Ha trabajado durante 17 años en el Ayuntamiento de Benito Juárez, lo mismo de subdirector de Tránsito, que de coordinador en otras áreas. Conoce al pesado y lento monstruo de la burocracia y cómo funciona en las esferas del poder.

Su vida ha sido constantemente una lucha por la justicia en México. Se declara lopezobradorista y entre sus medallas están aquellos días cuando plantó arbolitos en los baches de varias avenidas de Cancún, lo cual provocó el enojo del entonces alcalde Remberto Estrada, quien enardecido por “esa mala acción” y lo despidió.

“¿Por qué presenté esta denuncia? Muy fácil, porque he sido víctima de muchos atropellos y porque siempre todas las organizaciones se ponen al servicio de los políticos. Ahora nos ha convocado el presidente López Obrador para denunciar ante las instancias correspondientes a estos servidores públicos que abusan del poder y le hemos tomado la palabra, además sean del partido que sean. Ya estuvo bueno que estos señores del poder por unos pocos pesos venden a los pobladores, lucran con el dolor y el hambre de la gente”.

Por eso confía en que la Seido y la UIF de este gobierno presidido por Andrés Manuel López Obrador, “a quien le tomó ahora la palabra de la denuncia de corrupción”, actúen con ética, con responsabilidad en la denuncia, porque no es posible que la alcaldesa Hermelinda Lezama Espinosa se enriquezca ante los ojos de todos los cancunenses.

“La conocemos y las propiedades están a la vista de todos. Sabemos de lo que hablamos y nos ha llegado muchísima información de otras personas para sustentarlo. De otra manera, Cancún será un botín político, otra vez”.

En febrero de 2004, cuando el Partido Verde Ecologista gobernaba este promisorio lugar, su líder moral “El Niño Verde” fue evidenciando con la difusión de un video aceptando un sobornos de 2 millones de dólares para que ayudara a la liberación de unos terrenos protegidos cerca de la zona hotelera de Cancún que se utilizarían para la construcción de un proyecto hotelero, esquema de corrupción que la alcaldesa Hermelinda Lezama aprendió muy rápido.

Te puede interesar: Emplazan a Siresol y Ayuntamiento de Benito Juárez