Amado Nervo idolatrado por 150 años

139
Amado por 150 años
  • Amado Nervo fue el escritor más famoso de su tiempo, y poco después la crítica lo condenó a un exilio póstumo.
FRANCISCO MORALES V.  / AGENCIA REFORMA

CDMX.- Amado Nervo (1870-1919), el poeta mexicano más leído y declamado de su época, símbolo del modernismo, hoy se celebra el 150 aniversario de su natalicio.

Poeta católico, hizo suspirar a generaciones de lectores con una sensibilidad romántica que todavía impregna al bolero latinoamericano. Aunque su influencia ya casi no se advierte en la lírica contemporánea, en vida lo honraron en diversos países. Tras fallecer en Montevideo, sus restos se trajeron a México escoltados por embarcaciones de cuatro nacionalidades.

Amado por 150 años
“(Amado Nervo) fue el escritor más famoso de su tiempo, y poco después la crítica lo condenó a un exilio póstumo. Las mujeres de América Latina siguieron recitando La amada inmóvil hasta convertirse en abuelas, pero los nuevos poetas lo relegaron al azucarado panteón de la cursilería.

Su influencia literaria se advierte más en las canciones románticas de Agustín Lara que en la poesía contemporánea”, Juan Villoro, en “El funeral como éxtasis“.

A su muerte, en Montevideo, Uruguay, en 1919, embarcaciones de cuatro nacionalidades escoltaron sus restos de vuelta a México y más de 300 mil personas acudieron a su entierro en la Rotonda de las Personas Ilustres.

Nacido en Tepic, Nayarit, el 27 de agosto de 1870, Amado Nervo fue parte de una numerosa familia de seis hijos y dos hermanas adoptivas.

Su padre, Amado Nervo y Maldonado, decidió simplificar su apellido original, Ruiz de Nervo, a simplemente Nervo, hecho que el poeta siempre consideró afortunado para dotar de sonoridad a su nombre, que muchos confundían con un seudónimo.

Recipiente de una educación conservadora, descubrió muy joven su vocación poética. Sus primeros escritos autobiográficos y en verso están antologados en el libro Mañanas del poeta, con textos fechados incluso en 1881, cuando tenía 11 años.

Tras la muerte temprana de su padre, la familia Nervo se traslada a Zamora, Michoacán, donde el futuro escritor inició estudios de teología en el seminario, que después abandona.

En 1892, a los 22 años, se trasladó a Mazatlán, Sinaloa, donde comenzó a colaborar en El Correo de la Tarde. Ahí publicó crónicas bajo el seudónimo de Román.

Amado Nervo

En 1894, Nervo llegó a la Ciudad de México, donde comenzó a entablar amistad con los poetas y periodistas más importantes de la época y donde llegará a publicar en la Revista Moderna y en la Revista Azul, además de muchos diarios más.

Para numerosos periódicos en la capital escribió poesía, crónicas de la vida cotidiana y de artes escénicas bajo distintos seudónimos, como Tricio, Triplex, Rip-Rip y Joie.

En 1898 publicó sus primeros dos libros, Perlas negras y Místicas, que recogen algunos poemas ya previamente publicados en revistas.

En 1900, Nervo es enviado por el periódico El Imparcial a cubrir la Exposición Internacional en París. El poeta, quien habla, lee y traduce en perfecto francés, cumplió así uno de los sueños de su vida.

En París, conoció al poeta nicaragüense Rubén Darío, el máximo representante de la poesía modernista en español, y compartió vivienda con él durante nueve meses en Fabourg 29, Montmartre.

En agosto de 1901, Nervo conoció a Ana Cecilia Dailliez, quien se convertiría en su compañera sentimental durante una década. Su prematura muerte, en 1912, inspiraría los poemas del que quizá es su libro más célebre: La amada inmóvil.

Amado Nervo

En 1904 Nervo fue nombrado profesor titular de Lengua Nacional en la Escuela Nacional Preparatoria.

Ese mismo año, Perlas negras, Místicas y otro libro, Las voces, son publicados en París. Su fama creció por todo el mundo, pero sobre todo en Latinoamérica y España.

En 1905, ingresó al Servicio Exterior Mexicano.

Su carrera diplomática duró de 1905 a 1919, con un periodo de interrupción a causa de la Revolución Mexicana.

El 2 de septiembre de 1905, Nervo fue enviado a España, donde toma posesión como segundo secretario de la Legación de Madrid y Lisboa. Ahí publicará en las revistas literarias españolas más importantes.

En 1909 fue nombrado Comendador Ordinario de la Orden Civil de Alfonso XIII. También fue promovido a primer secretario de la Legación de Madrid y Lisboa.

El 13 de agosto de 1918, Venustiano Carranza lo nombra Ministro Plenipotenciario de Argentina y Uruguay. En ambas naciones fue recibido con enorme afecto.

A menos de un año de estar comisionado en su encargo, Nervo falleció en Montevideo, Uruguay, el 24 de mayo de 1919, a los 49 años, a causa de los ataques de uremia que le producía una enfermedad crónica de los riñones.

Amado Nervo

Sus restos se embarcaron a México el 9 de septiembre para su repatriación a bordo del crucero “Uruguay”, escoltado, durante todo el trayecto, por el “9 de Julio” de Argentina; el navío “Cuba”, de ese país, y el cañonero “Zaragoza”, de México.

Por el trayecto largo y parsimonioso, que concluyó el 11 de noviembre en el Puerto de Veracruz, Nervo fue tildado por la prensa internacional con un último y elogioso nombre: “El Argonauta”.

En uno de los funerales más concurridos de toda la historia de México, Nervo fue despedido por 300 mil personas en la Rotonda de las Personas Ilustres, donde ahora se encuentra su tumba.