Mil y un sabores para recorrer México

318
México

 

  • La gastronomía de México es muy variada y cada plato tiene una preparación diferente. Además, se puede aprender mucho de un lugar a través de su cocina.
ALINA CARBAJAL / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La gastronomía de México es muy variada y cada plato tiene una preparación diferente. Además, se puede aprender mucho de un lugar a través de su cocina. En la oferta culinaria de los diversos destinos se expresan creencias, tradiciones, aspectos culturales y del entorno. No hay travesía que esté completa si no se degustan las delicias más representativas de cada sitio que se visita.

Por ello, te invitamos a probar algunos sabores de nuestra patria. Aquí, tan sólo una selección para que la incluyas en tu próximo menú viajero.

Pozole guerrerense
Las siete regiones que componen el estado de Guerrero dotan a su tradición culinaria de varios ingredientes que la enriquecen y enaltecen, pero no hay duda que su plato insignia es el pozole, ya sea blanco o verde.

Destinos turísticos con oscuro pasado

Plato tradicional de Chilapa de Álvarez, en la región centro de la entidad, este manjar consiste de un caldo de granos de maíz y carne de puerco. Se suele servir en cazuela de barro y se adereza con aguacate, cebolla, chicharrón, chile en polvo, chile de árbol, limón y orégano. Una fiesta de sabores y texturas que harán feliz a tu paladar.

Carne de Sonora
Famoso por la calidad de sus cortes de carne, Sonora es un Estado al norte del País que también ofrece una amplia variedad de tamales y postres, como las famosas coyotas.

Un particular guiso sonorense oriundo de Ciudad Obregón es el wakabaki, que consiste en un caldo con carne de res, garbanzos, elote, calabaza y ejotes.

Su nombre significa “cocido de vaca”. Este guiso se prepara en celebraciones como el Día de Muertos, fiestas patronales, bautizos, bodas, Semana Santa y otros festejos. En varios locales de comida de Sonora se le conoce también como “cocido”.

Pescado michoacano
En esta entidad podrás conocer a fondo la forma en que se cocina tradicionalmente en las diferentes comunidades de Michoacán.

Descubre el Taller de cocina de Santa Fe de la Laguna, que tuvo un importante papel para que la cocina tradicional mexicana fuera reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 2010. Algunas de las especialidades para probar en la zona lacustre de este Estado son el pescado blanco y los charales frescos, además de los aguacates, las carnitas, las corundas (tamal de maíz) y la charanda.

Cochinita pibil yucateca
Yucatán posee una rica gastronomía producto de la interacción entre los pueblos mayas y los europeos que llegaron a asentarse a la zona. Si bien hay varias delicias conocidas por todo aquel que haya recorrido la entidad, como el relleno negro o el queso relleno, destaca entre ellas la cochinita pibil. Este plato elaborado con carne de cerdo marinada en achiote y cocida en un horno bajo tierra envuelta con hojas de plátano, se puede degustar en tacos, panuchos o salbutes y probarla se ha convertido en uno más de los atractivos para visitar este estado del sur del País; que también cuenta con playas, haciendas, cenotes y zonas arqueológicas, todas de impresionante belleza.

Tlayudas oaxaqueñas
Alabada en México y en el mundo, la cocina oaxaqueña es vasta y elaborada. Las tlayudas, los 7 moles, -aunque muchos dicen que son cientos, ya que la receta se adecúa a los ingredientes locales-, los chapulines y muchos otros platos hicieron que la gastronomía de la región de Valles Centrales del Estado sea reconocida a nivel internacional.

Las tlayudas se preparan con una enorme tortilla de maíz, de una textura correosa y con un ligero aroma a quemado, ya que se cuece en el comal por más tiempo que la tortilla regular.

Se le añade quesillo, col picada, tasajo y una salsa de chiles hecha en molcajete. Otras variantes llevan frijoles negros, chicharrón, chorizo y cecina.

Te puede interesar: Destinos turísticos con oscuro pasado