Endurece el fisco devolución de IVA

67

 

  • La devolución del IVA se ha vuelto un proceso complicado para las empresas, afectando su liquidez y poniendo en riesgo su operación.

JORGE CANO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La devolución del IVA se ha vuelto un proceso complicado para las empresas, afectando su liquidez y poniendo en riesgo su operación, coincidieron analistas.

Los sectores agroalimentario, farmacéutico y exportador son los más afectados, pues generan más IVA a favor al pagar el impuesto cuando compran insumos para operar y no poder trasladarlo al vender sus productos exentos.

Con la falta de liquidez que tienen las empresas por la crisis que trajo el confinamiento, las solicitudes de devolución aumentan por lo que el SAT ha comenzado a pedir más información de las operaciones.

Para proteger su flujo de efectivo, la autoridad fiscal se cuida de las grandes solicitudes con trámites muy escrupulosos, afirmó Martín Aguayo, miembro de la Comisión Técnica Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM).

“La información es mucha e incluso exagerada porque piden integrar todos los ingresos y gastos con comprobantes fiscales. Hablar de eso con pequeñas empresas lo haces, pero con grandes corporativos que exportan, o el agroalimentario y farmacéutico, es muy complicado”, dijo.

Los plazos de la autoridad para devolver el IVA son muy largos y pueden extenderse.

Primero tiene 40 días hábiles para procesar la devolución, pero puede solicitar información adicional y tiene un plazo de 20 días para responder.

Una vez que se responde, el fisco puede requerir nueva información con un plazo de 10 días para responder, por lo que son 70 días hábiles, o más de 3 meses, para procesar una devolución de IVA, explicó Aguayo.

El mayor problema, dijo, es la gran cantidad de información que se pide para aprobar la devolución, y muchas veces no se cumple en tiempo y forma y todo el proceso se tiene que repetir.

“No es que se atrase la autoridad. Lo que hace es que con tanta información que pide no se logra atender en 20 días el requerimiento de información. No se rechaza, sino que se desiste. Simplemente la autoridad dice que desiste y se tiene que volver a hacer y corren todos los plazos desde el inicio”, explicó.

A las trabas para procesar una devolución se le suma la eliminación de las devoluciones exprés de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Immex) en mayo, dijo Alberto Méndez, integrante de Consorcio Jurídico Aduanero (CJA).

“Una empresa que no es exportadora tramita devoluciones con plazo de 40 días, una empresa Immex certificada de 10 a 20 días. Este requisito se eliminó el 27 de julio”, dijo.

La medida fue por un incremento en las solicitudes de devolución ante el menor flujo de efectivo por la pandemia, lo que vació las arcas del Gobierno. “El Gobierno federal no tiene dinero, es un tema político, no sirve que se amparen… Las empresas se van a tener que formar a la fila (como cualquier otra)”, comentó Méndez.