Mantienen imputación a ex subsecretario de Sedatu

107
Sedatu

 

  • Un juez federal negó a Enrique González, subsecretario de la Sedatu en tiempos de Rosario Robles, cancelar el proceso que le iniciaron.
ABEL BARAJAS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÈXICO.- Un juez federal negó a Enrique González Tiburcio, subsecretario de la Sedatu en tiempos de Rosario Robles, cancelar el proceso que le iniciaron por una presunta falsedad en declaración, relacionada con un desvío de 185 millones de pesos mediante la Estafa Maestra.

Artemio Zúñiga Mendoza, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, resolvió en audiencia el pasado lunes que si bien la Fiscalía General de la República (FGR) no presentó la acusación en los primeros 15 días que establece la ley, ésta considera otros 15 días para hacerlo.

De acuerdo con la defensa del ex funcionario, ese día el impartidor de justicia le dio 15 días a la Fiscalía para presentar de nueva cuenta la acusación, un año después de que la presentó por vez primera y en opinión de los abogados en forma extemporánea.

Los otros datos de la pandemia

Esta determinación implica que ya no se llevará a cabo la audiencia intermedia que el ex funcionario tenía programada para esta semana.

El reclamo de González Tiburcio es que en 2019, cuando fue cerrada la investigación complementaria del proceso, le notificaron a los fiscales que el plazo que tenían para presentar su acusación vencía el 20 de agosto y la entregaron hasta el día 22.

Sin embargo, el Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP) considera otro plazo por la misma duración para que se pronuncie el titular de la FGR o el funcionario a quien haya delegado esa facultad, quienes pueden presentar la acusación en ese segundo término.

Los abogados de González Tiburcio precisaron que el juez precisamente recurrió a este argumento, citando el artículo 325 del CNPP; sin embargo, consideraron que ese apartado legal resulta contrario a tratados internacionales sobre los derechos humanos.

En este caso, la acusación la presentaron los fiscales y no sus superiores.

“Consideramos que la decisión es injusta, que después de un año el juez dice que sí presentaron la acusación después del plazo, pero que le va a dar 15 días a la Fiscalía”, dijeron los defensores.

En 2017, González Tiburcio denunció ante el Órgano Interno de Control de la Sedatu la falsificación de su firma en un convenio que dio lugar a un presunto desvío de 185 millones 839 mil 480 pesos, a través de la Universidad Politécnica Francisco I. Madero (UPFIM), en Hidalgo.

La finalidad del convenio era que la UPFIM prestara a la Sedatu sus servicios para diseñar un software para automatizar el registro, control y seguimiento de la información generada por el Centro Ciudad de las Mujeres, en Tlapa, Guerrero.

La imputación contra González Tiburcio es por el delito de falsedad en declaración pues, a pesar de su denuncia por las firmas apócrifas, un peritaje de la propia FGR sostiene que sí es su rúbrica.

Y frenan imputación a ex mando

La audiencia en la que Armando Saldaña Flores, ex mando de la Sedatu, iba a ser imputado por la supuesta suscripción de un convenio que derivó en un desvío de 185 millones de la Estafa Maestra, no se llevará a cabo en el corto plazo.

La semana pasada Luis Pérez de la Fuente, Magistrado del Sexto Tribunal Unitario Penal, concedió al ex funcionario la suspensión definitiva contra la celebración de dicha audiencia en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte.

La diligencia iba a celebrarse el martes de la semana pasada, con base en una reposición de procedimiento instruida por un tribunal colegiado. Sin embargo, Pérez de la Fuentes suspendió provisionalmente esa audiencia y no se llevó a cabo; luego, la suspendió por tiempo indefinido.

Saldaña fue director general de Ordenamiento Territorial y Atención a Zonas de Riesgo de la Sedatu en tiempos de Rosario Robles.

Fue el primero en denunciar la falsificación de documentos como mecanismo de desvío de recursos en la llamada Estafa Maestra, luego de percatarse que su propia firma fue falseada, lo cual confirma un peritaje de la propia FGR.Procesado por el delito de uso indebido de atribuciones y facultades, Saldaña negoció un criterio de oportunidad con la FGR y su testimonio es uno de los ofrecidos para un eventual juicio contra Robles.

Te puede interesar: Los otros datos de la pandemia