Presionan elecciones deuda de estados

181
deuda

 

  • Ocho de las 15 entidades que tendrán elecciones en 2021 enfrentan deuda de corto plazo que presionará sus finanzas.
JORGE CANO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Ocho de las 15 entidades que tendrán elecciones en 2021 enfrentan deuda de corto plazo que presionará sus finanzas, pues tendrán que liquidarla antes de que concluya la Administración actual.

Según la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades, los estados deben saldar sus obligaciones de corto plazo tres meses antes de las elecciones y, por la presión fiscal que enfrentan, se prevé que recorten inversión en 2021 o contraten más deuda para saldar la actual, dijo Kristobal Meléndez, experto en finanzas subnacionales.

En el desglose de deuda de corto plazo de Hacienda se consideran la contratada con obligación de pagar en menos de un año y la de proveedores, y se descuentan activos de corto plazo como efectivo en bancos e inversiones temporales, pues podrían emplearse para pagar.

Falta el agua en Ecatepec y los amagan

Al cierre del primer semestre, Baja California, Colima, Chihuahua, Guerrero, Nayarit, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas enfrentan adeudos de corto plazo mayores a sus activos, que en conjunto suman 31 mil 895 millones de pesos, de los cuales 69 por ciento son obligaciones con proveedores.

Desde 2019, las deudas subieron 5 por ciento y el rubro de proveedores 8, pero los activos cayeron 24 por ciento; en total, su deuda de corto plazo es de 10 mil 138 millones de pesos.

Este año, por las caídas presupuestales, los estados enfrentan mayor dificultad para asegurar su gasto programado y cumplir con proveedores, por lo que han incrementado sus adeudos de corto plazo, explicó Meléndez.

Para 2021 se esperan más recortes del gasto, dijo.

“O hacen recortes presupuestales o recurren a incrementar impuestos, que es poco probable por la crisis; entonces, lo más probable es que se recurra a deuda. Como una deuda de corto plazo se debería cubrir antes de tres meses de las elecciones, sería de largo plazo”, explicó.

Meléndez agregó que las entidades podrían también buscar opciones de refinanciamiento.

La entidad que más deuda de corto plazo tiene es Guerrero, gobernada por Héctor Astudillo, del PRI, con 6 mil 232 millones de pesos, ya descontando activos, seguido por Chihuahua, de Javier Corral, del PAN, con 3 mil 630 millones.

Colima, gobernada por el priista José Ignacio Peralta, suma mil 876 millones de pesos, pero tendrá mayor presión pues representa 10 por ciento de sus ingresos anuales.

Los otros Estados que enfrentarán deudas de corto plazo mayores que sus activos líquidos son Baja California, San Luis Potosí, Nayarit, Sonora y Zacatecas. El resto de las entidades con elecciones tiene un saldo menor a sus activos líquidos, lo que demuestra mayor capacidad de pago y menor presión fiscal para cumplir en los próximos meses.

Te puede interesar: Falta el agua en Ecatepec y los amagan