Del autoritarismo a la democracia

255
Carlos Joaquín

 

  • La clase política llama a establecer más compromisos que apetitos de poder durante entrega de Cuarto Informe de Carlos Joaquín.
ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- En el mensaje político de su IV Informe el gobernador Carlos Joaquín González acentuó el cambio implementado por su administración, al pasar de un gobierno de corte autoritario a una democracia donde el Ejecutivo estatal es respetuoso del Estado de Derecho, no da línea a nadie ni se mete en los procesos electorales para que la gente elija libremente a sus gobernantes.

“La política no debe ser una profesión narcisista, es altruista en función de las personas y su bienestar. Estar cerca de la gente es ser consecuente con la defensa de los valores que nos dieron origen, ya que ponerlos a disposición de la defensa por la igualdad de oportunidades para todos, no es una lucha ni carrera de quién tiene el ego más grande; tenemos que querer creer y ayudarle más a la democracia para su fortalecimiento”, llamó el mandatario ante diputados locales.

“Lo podemos lograr —añadió—, con más compromisos, con menos apetencias de poder y conveniencia y con más principios; lo podemos lograr con menos juegos políticos y más dignidad humana, con menos ambiciones personales y más solidaridad inclusiva. Entendamos que estamos en los tiempo de defender los principios éticos de la política, no de vapulearlos”.

Reconoce Oposición esfuerzo de Carlos Joaquín González

Aunque no los mencionó por su nombre, el discurso del gobernador marcó distancia de las administraciones priistas corruptas que le antecedieron, Félix González y Roberto Borge, responsables de la deuda pública que hipotecó el presupuesto social del estado por los próximos 20 años.

Apenas ayer, en entrevista con Luces del Siglo, el gobernador hizo un llamado a los aspirantes a puestos de elección popular que se disputarán en 2021 para que se tranquilizaran y esperen los tiempos; ya frente a los diputados de la XVI Legislatura, Joaquín remarcó: “La política no es una lucha ni carrera de quién tiene el ego más grande”.

Y aprovechó para insistir que su gobierno es diferente porque mira de otra manera el ejercicio del poder, sin partidos ni matracas electoreras, tan recurrentes en otros tiempos donde el gobernante en turno daba línea e imponía a los candidatos. “Yo no me voy a meter más que en la vigilancia y el cumplimiento de las leyes”, ha dicho en referencia al próximo proceso electoral.

El mensaje político siempre ha sido un manual de buenas intenciones en los informes de otros gobernadores de Quintana Roo, pero Carlos Joaquín le imprimió otra connotación con su firma, investido en la pluralidad de todos los partidos que convergen en la entidad, como un compromiso, porque aseguró: “tenemos que querer, creer y ayudarle más a la democracia para su fortalecimiento, lo podemos lograr con más compromisos, con menos apetencias de poder y conveniencia, y con más principios”.

Carlos Joaquín se ha definido como un demócrata frente al poder estatal y hacia las instancias federales, un político sin agrupaciones ni defensas a ultranza, sin logotipos. Durante su conferencia de prensa mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció el buen trabajo realizado en las acciones contra la pandemia del Covid-19.

Si bien hubo otros tres gobernadores mencionados por el presidente, Carlos Joaquín se llevó los aplausos por escuchar y trabajar con la federación sin caer en la rencilla que se respiró en otros gobiernos de la República.

Te puede interesar: Reconoce Oposición esfuerzo de Carlos Joaquín González