Evidenció el 19S transa inmobiliaria

203
19S

 

  • Pisos de más, violaciones al uso de suelo y corrupción salieron a la luz con el temblor del 19S, aseguraron abogados y expertos.
AMALLELY MORALES / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Pisos de más, violaciones al uso de suelo, corrupción en la construcción y otras irregularidades salieron a la luz con el temblor del 19S, aseguraron abogados y expertos.

“Previo al sismo, ya habían autoridades que tenían conocimiento que varios de estos inmuebles tenían varios problemas en la construcción, una vez que sucede el sismo hay una falta de voluntad de parte de los Ministerios Públicos”, señaló en un foro Rebeca Moreno, miembro de Ruta Cívica.

A casi tres años del temblor, los especialistas hicieron un balance de las batallas legales en inmuebles que colapsaron o se dañaron, como el Colegio Rébsamen, el helipuerto en Nuevo León 238, el edificio en Zapata 56 y el de Álvaro Obregón 286.

Sufren letalidad de 17% municipios más pobres

En todos los casos, los derrumbes evidenciaron irregularidades con desmoronamientos parciales o totales debido a violaciones a la ley que, según los especialistas, sólo se pueden explicar por la corrupción y un contubernio de las autoridades.

“En el inmueble de Álvaro Obregón no se generaron licencias para modificar el interior, aun cuando se construyó un séptimo piso, cuando los planos eran para seis, para uso de habitación, pero su uso final fue para oficinas.

“No contaba con el programa interno de Protección Civil obligatorio”, aseguro Melissa Zamora, miembro del Centro Prodh.

Mariana Gil, abogada de la Oficina de la Defensoría de los Derechos de la Infancia (ODI), lamentó el actuar de las autoridades antes y después del sismo para garantizar justicia a las víctimas y afectados.

“No son proactivas, necesitamos estar encima de ellas, eso implica manifestarnos, estar promoviendo amparos, lo cual es muy grave”, destacó Gil.

Aseguró que en el caso del helipuerto de Nuevo León 238 el Gobierno ya sabía que era una construcción ilegal.

“Se inician carpetas de investigación, con todo lo que tuvimos (que pasar), yo lo llamaría corrupción, por la obstaculización en la Fiscalía en servicios periciales”, lamentó.

En tanto, Reynaldo Sandoval, abogado del caso Zapata 56, acusó que el Gobierno capitalino estuvo coludido.

“Un condominio con un año de antigüedad antes del sismo, pero materialmente se desmorona, (eso) no revela más que mala calidad en sus materiales.

“Se han desarrollado construcciones con la anuencia de las autoridades, hasta en contubernio para violentar las leyes y reglamentos”, afirmó Sandoval.

A su parecer, son las autoridades las que, en un inicio, son responsables por dar licencias que no deberían.

Te puede interesar: Sufren letalidad de 17% municipios más pobres