Tenet, la película que promete salvar el 2020

731
Tenet, la película que promete salvar el 2020
  • Muchos consideran que Tenet salvará las salas de cine mundiales en plena pandemia por Covid-19, juega con las piezas del cine de espías más clásico.
MARIO ABNER COLINA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde Memento hasta Dunkerque, el tiempo, su percepción y sus posibles distorsiones, obsesionan la obra fílmica de Christopher Nolan.

Considerada por muchos como el salvador de las salas de cine mundiales en plena pandemia por Covid-19, Tenet, la más reciente película del director, disloca el concepto de tiempo y lo presenta de una manera inédita.

En su apariencia, la cinta, la más cerebral de la carrera del británico hasta el momento y el más ambicioso blockbuster en años, juega con las piezas del cine de espías más clásico.

Sueña Diego Boneta con el Óscar

Ahí está un héroe estilo James Bond (John David Washington), un aliado misterioso (Robert Pattinson), una refinada damisela en peligro (Elizabeth Debicki) y hasta un villano capaz de desatar el apocalipsis (Kenneth Branagh).

Pero esos lugares comunes se agitan y producen algo nuevo: los bandos en conflicto son el presente contra el futuro, y los posibles causantes del holocausto no son bombas nucleares, sino temporales.

Con el flujo de su entropía invertido, las balas van desde las paredes a las pistolas, las explosiones retroceden, los edificios destruidos se reconstruyen, los puñetazos reculan y las persecuciones en autos son igual de frenéticas… ¡pero hacia atrás!

“Imagina todos los elementos que amaste de las películas de Nolan, todos los elementos que te sacudieron, que te impresionaron… él los está usando todos, está creando algo nuevo con ellos”, dice en entrevista Washington (El Infiltrado del KKKlan).

Poder visual absoluto

Alucinantes visualmente, los quebraderos de cabeza narrativos están a la orden del día en un largometraje que, a decir de Debicki, sí puede arrollar al espectador, pero, a pesar de su complejidad, es para todo tipo de público.

“El mejor consejo que podría dar a la audiencia viene de una línea de diálogo de la película, donde el personaje de Clémence Poésy dice: ‘No trates de entenderlo, siéntelo’. Esa es una manera muy precisa de meterte en esta película”, comenta la actriz de The Crown.

Rodada con 225 millones de dólares en Reino Unido, Italia, India, Dinamarca, Noruega, Estados Unidos y Estonia, la película contiene muy pocos efectos especiales, como gusta a Nolan.

La palabra Tenet es un palíndromo, es decir, se lee igual al derecho que al revés, y siguiendo ese mantra el realizador armó un extraño baile en el set que retó tanto a actores como a técnicos.

“Cuando acabamos el rodaje, me tomé dos meses en casa para solamente descansar. Mi cuerpo estaba deshecho, estaba completamente exhausto. La película requirió muchas responsabilidades físicas. Entrenamos muy duro”, recuerda Washington.

“Tuvimos que aprender las reglas de la inversión temporal. Todo lo que hicimos, lo hicimos también de manera inversa. Las peleas… Si golpeabas con derecha e izquierda tenías que hacerlo con izquierda y derecha después. La escena del corredor la hicimos del inicio al final y de regreso”.

Nolan, el apóstol de los universos imposibles, grababa de niño sus primeras películas con las figuras que tenía su habitación.

Aquí, sus nuevos juguetes son la física cuántica, la filosofía, la cábala, y una mezcla vibrante de espionaje y ciencia ficción.

Así lo dijo

“Una película de Christopher Nolan tiene todo lo que necesitas para escapar de lo que está ocurriendo en nuestra sociedad justo ahora, en nuestro mundo. Si alguien puede (salvar la experiencia de ir al cine) es Chris”. John David Washington, actor.

Te puede interesar: Sueña Diego Boneta con el Óscar