¡Salud por México!

584
¡Salud por México!
  • Celebremos a nuestro México con bebidas nacionales. Todos debemos hacer una travesía para conocer brebajes y probarlos en su tierra natal.
PATRICIA MIRANDA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Hoy más que nunca debemos celebrar a México. Y qué mejor que brindar por los festejos patrios con una bebida mexicana.

Tequila, mezcal y vino mexicano vienen a la mente, por supuesto, pero también hay otras brebajes que -toda vez que sea seguro viajar- pueden servir de pretexto para armar un itinerario e irlas a probar a la tierra donde son famosas.

Varios son los recorridos que se pueden hacer tomando como hilo conductor alguna emblemática bebida. Por ejemplo, la Ruta del Tequila, en Jalisco, cada vez tiene más adeptos. Además de conocer poblados como Tequila o Amatitán, quienes visitan esta zona del estado quedan sorprendidos con el bello panorama.

No por nada, el Paisaje Agavero y las Antiguas Instalaciones Industriales de Tequila fueron distinguidas por la UNESCO como Patrimonio Mundial, en 2006.

Saben a chocolate

En destilerías, haciendas y museos, los viajeros se empapan sobre el mundo del tequila y pueden hacerse de una buena dotación de botellas para abrirlas en una ocasión especial. Por si fuera poco, el estado permite adentrarse en la cultura del mariachi y la charrería, manifestaciones que también han dejado muy en alto el nombre de nuestro País en el mundo entero.

Cabe señalar que, contando a Jalisco, son cinco estados en donde el tequila tiene Denominación de Origen, los otros son: Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas.

¿A quién se le antoja más realizar una ruta que tenga que ver con el mezcal? Sin duda, este destilado ha ganada asiduos en los últimos tiempos. De ser una bebida regional se ha convertido en protagonista de bares y restaurantes especializados.

La Denominación del Mezcal abarca nueve estados -de acuerdo con el Consejo Regulador del Mezcal- y son: Durango, Michoacán, Guanajuato, Guerrero, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas, Zacatecas y Oaxaca. No obstante, a este último llegan los amantes del mezcal.

En poblados como Tlacolula de Matamoros, Teotitlán del Valle, Miahuatlán y Santiago de Matatán, entre otros, maestros mezcaleros hablan sobre los procesos de elaboración en los llamados palenques.

Al hablar de vino, las opciones son varias. ¿Qué tal planear una escapada a Parras de la Fuente? Que además de conocerse como el “Oasis de Coahuila” es considerada la “Cuna de la Vitivinicultura en América”, debido a que ahí está Casa Madero, la Bodega Vinícola más antigua del continente.

Guanajuato es otro estado que está atrayendo la atención de enoturistas, así como Querétaro donde se ha hecho muy popular la Ruta del Arte, Queso y Vino.

Por último, muchos desean seguir la afamada Ruta del Vino en Baja California donde se pueden conocer varios viñedos y vinícolas en valles como el de San Antonio de las Minas o del de Guadalupe. Advertencia, quien vaya por vez primera a estos terruños y admire los paisajes con una copa en mano, querrá volver una y otra vez. Y, tras detectar sabores y aromas evocará -a la manera proustiana- grandes emociones y momentos de vida.

Si en la noche mexicana que se aproxima, brindas con tequila, mezcal o vino recordarás que dentro de que cada botella hay años de espera, dedicación y mucha pasión. No queda más que decir y desear ¡Salud!, y que pronto vuelvas a tomar un ruta que apague tu sed y alimente tu espíritu.

Entre tragos

También se vale decir salud con otras bebidas y buscar inspiración para realizar más viajes por México. Planea una travesía por Sonora para probar Bacanora. ¿Se te antoja el Sotol?

Conviene que armes una ruta por Chihuahua, Coahuila y Durango. La Raicilla se produce en Jalisco y Nayarit y Charanda, en Michoacán. ¿Qué tal una cerveza artesanal en Tijuana; un pulque, en Tlaxcala; Xtabentún, en Yucatán; Pox, en Chiapas o un Mosquito de Toluca.

¡Que Viva México, cómo no!

Te puede interesar: Saben a chocolate