Prevén en octubre nuevo apoyo de la banca

433
Banca

 

  • El programa de reestructuras de la banca para apoyar a los deudores en la crisis por Covid-19 podría anunciarse hasta los primeros días de octubre.
CHARLENE DOMÍNGUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El programa de reestructuras de la banca para apoyar a los deudores en la crisis por Covid-19 podría anunciarse hasta los primeros días de octubre, aunque no todos los créditos van a poder entrar por cuestión de su viabilidad.

El programa de reestructuras es una segunda etapa del primer esquema de apoyos de la banca por Covid-19 que consistió en diferir por 4 o 6 meses los pagos de capital e intereses de los créditos.

El mes pasado, la Asociación de Bancos de México (ABM) dijo que para la primera quincena de septiembre se tendría listo para anunciar el plan de reestructuras, pero aún no se tiene el documento final.

Busca Aeroméxico nuevo plan de renta para 72 aviones

“Estamos trabajando con las autoridades, no puedo dar detalles porque no existen todavía, seguimos construyéndolo. Nuestra idea es que lo podamos anunciar durante el mes de septiembre, pero quizás se nos pudiera alargar a los primeros días de octubre.

“Los créditos que tengan viabilidad podrán participar en estas reestructuras y que los que no, también vamos a ser muy claros y transparentes y decir ‘estos créditos pues simplemente no tienen viabilidad’ y tengamos que actuar en consecuencia”, indicó Carlos Rojo, presidente ejecutivo de la ABM.

En el primer programa de apoyo, que consistió en diferimiento de pagos, se inscribieron 9.2 millones de créditos de los cuales 3.4 millones fueron de tarjetas de crédito, 3.3 millones de Mipymes y créditos de personas físicas con actividad empresarial, y 2.2 millones de consumo no revolvente.

Los 1.06 billones de pesos en cartera que representaron los créditos inscritos al programa de diferimiento significaron a su vez el 22 por ciento del crédito bancario al sector privado, según datos del organismo.

A diferencia de lo que se hizo en la primera etapa, lo que se busca ahora es generar condiciones para que los acreditados de la banca puedan ya empezar a pagar estos créditos, añadió.

“El enfoque es uno de reestructuras, asegurando que estamos reestructurando solamente los créditos que tengan viabilidad”, enfatizó.

Con esto, se anticipa que el índice de morosidad que tiene la banca de 2.1 por ciento para el total de la cartera tenderá a incrementarse.

“Hoy está en el nivel más bajo de su historia, 2.1, inclusive bajó en julio contra junio; esta tendencia a seguir bajando no la vemos en el corto plazo, quizás no la vemos durante el año que entra.

“Pero estamos siendo proactivos en generar reservas adicionales y voluntarias que nos permitan absorber algunos de los créditos que pudieran no pagarse”, aseguró Rojo.

Hasta junio, la banca comercial creó reservas adicionales por más de 29 mil millones de pesos, las cuales no estuvieron asignadas a ningún crédito y representaron el 15 por ciento del total de reservas por riesgos crediticios.

Te puede interesarte: Busca Aeroméxico nuevo plan de renta para 72 aviones