Repunta turismo cultural: Frausto

260
turismo

 

  • Las zonas arqueológicas y culturales de Quintana Roo se perfilan como los sitios en el sector turismo de mayor importancia en la reactivación económica.
DALILA ESCOBAR

CIUDAD DE MÉXICO.- Las zonas arqueológicas y culturales de Quintana Roo se perfilan como los sitios de mayor importancia y afluencia a nivel nacional en esta etapa de la reactivación económica en el sector turismo.

Los tres grandes sitios de la región en recepción de turistas esta semana de reapertura fueron Tulum, Cobá y San Gervasio, que mostraron “una respuesta muy favorable”, aseguró la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto.

Solo este martes 15, Tulum registró la llegada de mil 205 visitantes, de un aforo disponible de 3 mil personas al día; en  Cobá hubo un poco más de 500 personas y en San Gervasio, cerca de 20 visitas.

Exhortan a replicar en BJ modelo de presupuesto participativo

De acuerdo con la Secretaría de Cultura, del 14 al 16 de septiembre Tulum recibió a 2 mil 500 visitantes; mientras que Cobá reportó mil 801 llegadas; San Gervasio, 53; y Muyil 27 personas entre lunes y martes. En total la reactivación de zonas arqueológicas ha permitido que 4 mil 381 turistas lleguen a la región, en solo tres días.

La dependencia federal también confía en que conforme lleguen los fines de semana, también se incremente la llegada de turismo y la derrama económica.

“El turismo local también es una manera de reactivar estas zonas y esperemos que un estado con tanta riqueza cultural como Quintana Roo, sea muy visitado, con todas las precauciones, simplemente hay que cuidarnos”, dijo la funcionaria federal a Luces del Siglo.

Entrevistada en Palacio Nacional, Frausto indicó que el aforo de Tulum ha superado zonas arqueológicas, como Teotihuacán, en el Estado de México, que históricamente han reportado el mayor número de turistas en un día y, sobre todo en su reapertura, después del periodo de confinamiento por la pandemia de Covid-19.

“Teotihuacán, que abrió esta semana también, el primer día tuvimos 700 personas y se habla de que en Tulum tenemos una fuerte respuesta que es las ganas de la gente de conectar con su cultura y esperemos que así continúe”, indicó.

También llamó a “recuperar simbólicamente lo que es importante: nuestra identidad y lo que se preserva  después de que morimos, que es la cultura”.

Como parte de la atención a las medidas sanitarias, en estas regiones de reactivación, “se tiene que recuperar la confianza, que sepan que tenemos protocolos muy estrictos como tomar la temperatura a la entrada, el gel sanitizante, que no se dejen mochilas, además de que no hay guardarropa”.

Las autoridades federales también confían en que hay medidas que ayudan a que la gente no se concentre por ser espacios abiertos.

Para este tipo de acciones, agradeció “al personal y al gobierno del estado con quienes hemos trabajado muy bien en estos protocolos y en la reapertura”, y añadió que en las zonas arqueológicas buscan mantener el aforo permitido de 30 por ciento de la capacidad total.

“En este momento en el que la cultura tomó un momento muy importante durante el encierro, durante el confinamiento, nos ayudó a que tal vez la gente conoció un sitio arqueológico, de un museo, en un portal, en Contigo en la distancia y ahora está invitado a ir”.

Con la reactivación del turismo cultural, la expectativa también es que se fomente el beneficio de la economía informal de artistas tradicionales, cocineras tradicionales, restaurantes pequeños y empresarios independientes, que han apostado y resistido para recuperar su fuente de trabajo y economía.

“La cultura es un detonante de turismo, por eso nos importa mucho que los espacios arqueológicos sean sitios seguros para que la gente tenga confianza en ir y que pueda consumir y derramar ciertos beneficios en las comunidades, que es lo más importante”, señaló.

Con el aumento de la reactivación, las autoridades federales buscan ir  midiendo el riesgo de contagio que pudiera registrarse.

Ante dicho riesgo, parte de los protocolos para trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia y de la Secretaría de Cultura, se mantiene la indicación de que si algún elemento presenta síntomas de Covid, se cierra el recinto al menos cinco días y se aplican pruebas de diagnóstico a la cadena de contactos, para descartar posibles brotes.

Te puede interesar: Exhortan a replicar en BJ modelo de presupuesto participativo